10 consejos para comprar una moto de segunda mano

¿Te estás preguntando cuáles son los pasos a seguir para comprar una moto de segunda mano? Si has tomado la decisión de comprarte una moto de segunda mano es normal que te surjan dudas al respecto. ¿Será una buena compra? ¿Se trata de la moto adecuada? ¿Está realmente en buenas condiciones o me están tomando el pelo?

No menos común es que estés dudando entre varias opciones y no sepas cómo decidirte. Por ello, hoy te damos 10 consejos a la hora de comprar motos de segunda mano. Vamos a analizar desde el proceso de búsqueda de la motocicleta hasta los pasos para poder fiarte del vendedor. Incluso te explicaremos cómo cambiar de nombre el vehículo.

Busca la moto que necesitas

Lo primero que debes hacer es escoger qué tipo de moto quieres comprar. Basa tu decisión no solo en tus gustos, ten también en cuenta:

  • Su adecuación a tus necesidades. Usa la cabeza.
  • La comodidad y confort para el uso que le vayas a dar.
  • El consumo.
  • Los elementos de seguridad.
  • Que el precio encaja en tus posibilidades actuales y futuras.

Compara varias motos: no te obceques en una

Cuando te pongas a buscar una moto de segunda mano, lo más probable es que le eches el ojo a la de un conocido, amigo o familiar que la está vendiendo. También es posible que en un concesionario de motos de ocasión te enamores de una en concreto. El amor a primera vista existe, pero usa la cabeza y no cierres los ojos.

Observa todo el mundo de posibilidades que tienes a tu alrededor y no te centres en solo un modelo concreto. Hay muchas motos en el mercado, así que investiga entre modelos parecidos y compara aspectos importantes. Estos son el mantenimiento, los kilómetros, los accesorios, el precio, el año de primera matriculación, los consumos

Queda con el vendedor antes de comprar una moto de segunda mano

Una vez tengas hecha una lista de las motos de segunda mano en las que estás interesado, escoge algunas de ellas y queda con la persona que la ofrece. Lo ideal es citarte con varios vendedores para conocer sus motocicletas de primera mano. Muchas veces puede ser que la realidad no coincida con las fotos que has visto previamente.

Haz una serie de comprobaciones

Cuando acudas a ver la moto chequea toda una serie de elementos exteriores:

  • El color está bien, sin daños ni cambios de tonalidad
  • No hay abolladuras o elementos rotos
  • Comprueba los desajustes entre piezas
  • El sistema de iluminación no presenta daños
  • No hay pérdidas de líquidos
  • Chequea los desgastes visibles de piezas
  • Estado del tapizado y los accesorios

Prueba la moto

Indispensable, solo así podrás saber si se trata de una compra acertada que se ajusta a ti. Solo de esta forma podrás saber cómo acelera, frena, como va el cambio… No tengas reparos en tocar todas las funcionalidades de la moto. Asegúrate de que todo va correctamente y comprueba que te sientes cómodo al manillar. Haz una prueba lo más extensa posible.

Pregunta antes de comprar una moto de segunda mano

No dudes en preguntar todo lo que puedas. No te quedes con una sola duda. Debes comprar la moto conociendo todo su pasado. Pregunta al vendedor por los mantenimientos, si la guarda en garaje, porqué la vende, por los anteriores propietarios si los tuviera, si ha tenido accidentes e incluso interésate por la historia que haya detrás del vendedor

Acude a un taller de confianza

Conociendo al vendedor puedes hacerte a la idea de si es o no una persona de confianza. En cualquier caso, te recomendamos que siempre lleves la moto que vas a comprar a un taller de tu confianza. Pídeselo al vendedor y desconfía si te pone alguna traba. Si el vendedor sabe que la moto está impoluta, no tendrá problemas en acompañarte a realizar una revisión.

Pide el Informe DGT

Aunque que tu mecánico de confianza te indique que la moto parece estar en perfecto estado, hay un trámite crucial que cualquier comprador de un vehículo de segunda mano debe realizar: pedir el informe de la DGT. Lo puedes conseguir online tan solo teniendo la matrícula. Este trámite te permite conocer todos los datos concretos de manera oficial.

Gracias a él tendrás acceso a todos los datos clave. Sabrás si el vendedor te ha mentido en alguna cuestión y podrás tomar una decisión final. Por ejemplo, si en el Informe DGT aparecen muchos propietarios anteriores en poco tiempo, debes desconfiar. También en el caso de que el kilometraje que refleje sea muy superior al que indica el marcador.

Pide el informe de la DGT antes de comprar una moto de segunda mano

Pide el informe de la DGT antes de comprar una moto de segunda mano

Negocia antes de comprar una moto de segunda mano

Cuando estés convencido de proceder con la compra, negocia con el vendedor. Lo primero a tener en cuenta es que el precio del anuncio siempre suele ser mayor del que el vendedor está dispuesto a recibir. Ya sabe que vas a regatear en el precio, así que aprovecha los posibles defectos que hayas visto en la moto y juega tu baza.

También cabe destacar que, si el propietario tiene la necesidad de deshacerse de la motocicleta rápidamente, tendrás una mayor capacidad de negociación. Intenta ser razonable. Al fin y al cabo, una excesiva pretensión por tu parte podría hacer que la moto de segunda manos que querías acabe en manos de otro comprador.

Realiza la transferencia de la venta

Uno de los aspectos que te dará mayores dolores de cabeza es el cambio de titularidad de la moto. Realizar el cambio de nombre de manera presencial en la Jefatura de Tráfico es sinónimo de esperas, tiempo perdido, y en muchas ocasiones, tener que volver porque falta algún documento. Lo más rápido, cómodo y también más caro es hacerlo en una gestoría.

Deja un comentario