6+1 coches divertidos, puristas y apasionantes que aún estás a tiempo de comprar

Me quiero sincerar con vosotros. El rumbo que está tomando la industria del automóvil me aterroriza y creo que en apenas 10 años no se parecerá en absoluto a lo que conocíamos. Quieren que compremos coches eléctricos y enchufables, y quieren que compremos anónimos todocaminos y crossover. Coches filtrados y cargados de electrónica que nos desconectan completamente de la experiencia de conducción. Coches en los que solo somos pasajeros.

Las normativas anticontaminación y el paternalismo de la Unión Europea van a acabar con los coches divertidos y apasionantes. Y aunque sueno agorero y catastrofista, siempre me gusta ver el lado positivo de las cosas, y es que aunque el reloj corre en nuestra contra, aún estás a tiempo de estrenar un fantástico coche de disfrute.

En este artículo – y el vídeo que lo acompaña – os presentamos 6+1 coches puristas, divertidos y apasionantes que aún estás a tiempo de comprar. Antes de empezar, quiero aclarar que esta lista es subjetiva y está elaborada en base a mis gustos personales. Si crees que falta algún coche que tú sí incluirías en esta lista, cuéntanoslo en la sección de comentarios.

1) Ford Mustang GT

Si quieres un coche con motor V8 atmosférico, propulsión trasera y cambio manual… el Ford Mustang GT es tu única opción. Pero te va a costar horrores encontrar coches más divertidos que el Mustang GT. Su motor 5.0 V8 de 450 CV es puro músculo americano, suena a gloria y aunque pudiéramos pensar que es un motor perezoso, es un motor al que le gusta subir de vueltas. ¡Corta inyección a 7.500 vueltas!

2021 Mustang Mach 12021 Mustang Mach 1

Aunque parezca difícil de creer, el Ford Mustang GT es un coche eficiente a velocidades sostenidas.

Este motor inacabable es parte intrínseca de la personalidad del coche, pero no es el único ingrediente de calidad en este deportivo americano. Su cambio manual tiene un delicioso tacto mecánico y el coche es mas eficiente de lo que parece, si es que eres capaz de resistir la tentación de bajar dos marchas y transformar zumo de dinosaurio en un música para tus oídos.

Lo mejor de todo es que puedes estrenar un Mustang GT con motor V8 y cambio manual por 50.471 euros. ¿Qué te sabe a poco? Ford va a lanzar un Mustang Mach 1 con 460 CV, una estética aún más bestial y una puesta a punto más deportiva.

2) Mazda MX-5

Como dicen los memes, la respuesta siempre es “Miata”. El Mazda MX-5 es el deportivo del pueblo. Un sencillo roadster biplaza de carrocería descapotable, inspirado espiritualmente en los deportivos británicos de los años 50 y 60. Por fortuna, no hay que ponerlo a punto cada dos semanas y no estará perdiendo aceite constantemente. Desde su lanzamiento en 1989 ha combinado una experiencia de conducción emocionante con un bajísimo coste de mantenimiento, alta fiabilidad y un precio asequible.

mazda-mx5-prueba-video-mdm-8mazda-mx5-prueba-video-mdm-8

El Mazda MX-5 está disponible en versiones de techo de lona y RF, de techo duro retráctil.

¿Sus ingredientes? Motores atmosféricos de cuatro cilindros, propulsión trasera, caja de cambios manual y un peso que supera por muy poco la tonelada. Nada más, nada menos. Si te haces llamar petrolhead, sabrás que a día de hoy está disponible con un motor 1.5 de 132 CV y un 2.0 de 184 CV. Antes de su última actualización mecánica, el 1.5 era el motor más puntiagudo y vieja escuela, pero tras el lanzamiento de la versión de 2,0 litros, 184 CV y 7.500 rpm de techo de giro… la duda ofende.

Puedes llevarte un MX-5 a casa desde poco más de 24.000 euros. Sí, menos de lo que cuesta ese Peugeot 3008 que tus compañeros de trabajo quieren que compres.

3) Porsche 911 GT3 Touring Pack

Si eres de pico fino, eres un quemado y tienes más de 200.000 euros disponibles para comprarte un coche, seguro que ya estabas pensando en un Porsche 911 GT3. Cómo no ibas a hacerlo, es un maldito coche de carreras con matrícula. Su motor 4.0 bóxer de 510 CV es capaz de alcanzar las 9.000 rpm y encima, está disponible con cambio manual.

Configurador Porsche 911 Gt3 Touring 2Configurador Porsche 911 Gt3 Touring 2

Pero hay que reconocer que es un coche muy cantoso. Si quieres pasar un poco más desapercibido pero no quieres renunciar a los atributos de un GT3, necesitas una versión Touring. Perderás el alerón trasero fijo, pero tendrás un alerón retráctil, un interior con una selección de materiales más elegante y seguirás teniendo el mismo tren de rodaje de los demás GT3.

Puedes comprarlo con un cambio de doble embrague, pero no deberías hacerlo.

Podrás seguir estirando las marchas hasta las 9.000 vueltas, haciendo el punta-tacón, y dando rienda suelta a sus 510 CV. Si tuviera el dinero, personalmente, no lo dudaría ni un solo minuto. Ah, y si tuvieras la intención de encargarlo con una caja de cambios PDK, por favor, abandona la sala.

4) Honda Civic Type R

Los compactos deportivos también están en peligro de extinción. A las marcas no les sale a cuenta que estas versiones políticamente incorrectas aumenten su media de emisiones, y si a ello sumamos la electrificación del segmento C, el resultado es un formato de vehículo en peligro de extinción.

Por fortuna, aún existen coches apasionantes como el Ford Focus ST, el Hyundai i30 N o el Honda Civic Type R. Coches que han llevado al extremo la fórmula del compacto deportivo, desde el punto de vista más purista posible. En el caso del Civic Type R, su motor 2.0 VTEC Turbo de 320 CV se une a una caja de cambios manual de seis relaciones y un diferencial autoblocante mecánico. No hay tracción total, no hay modo drift y solo hay un botón para activar el modo Sport. No se ofrece, ni en opción, un cambio automático.

Honda Civic Type R Limited Edition Suzuka CircuitHonda Civic Type R Limited Edition Suzuka Circuit

No hay cambio manual. Ni falta que hace.

Hasta la llegada del Renault Mégane RS Trophy-R, este Civic atómico tuvo el récord de vuelta para coches de tracción delantera en el Infierno Verde. Su estética manga – por no decir macarra – te puede gustar más o menos, pero la realidad es que es prácticamente imposible encontrar un coche de tracción delantera con un chasis mejor que el del Type R, con un motor turbo que parece atmosférico y con una efectividad al nivel de deportivos muchísimo más serios. Un lobo con piel de lobo.

5) Lamborghini Aventador

Pasamos ahora, al Lamborghini Aventador. Un coche que nada tiene que ver con todos los coches anteriores, y que se encuentra en otra liga de público objetivo y precios. Por un momento, olvida el cliente tipo de un Aventador, y céntrate en lo esencial. Es el único Lamborghini sin lazos con otros productos del grupo Volkswagen, y es posible trazar su línea hereditaria hasta el mismísimo Lamborghini Miura. Aunque no lo parezca, el diseño básico de su bloque motor es el mismo.

Es el único Lamborghini con motor V12, una fórmula que tiene los días contados, a causa del camino a la electrificación que la marca ya ha emprendido. Antes de que salga el primer toro eléctrico del establo de Santa Ágata, y si eres lo suficientemente afortunado, date el capricho de hacerte con un Lamborghini de verdad.

Es el último Lamborghini que aun puede trazar sus orígenes al trabajo de Ferruccio.

Lamborghini Aventador Svj Roadster 24Lamborghini Aventador Svj Roadster 24

Es cantoso. Es incorrecto. Es excesivo. Es derrochador. Es un corte de manga sobre ruedas. Antes de que la corrección política se lleve por delante a los coches apasionantes, el Lamborghini Aventador SVJ y su V12 atmosférico de 6,5 litros y 770 CV le esperan en la calle, con muchas ganas de bronca.

6) Jeep Wrangler Rubicon

El último coche de esta lista también podría haber sido un Toyota Land Cruiser o un Mercedes Clase G. Pero lo cierto es que la fórmula del Jeep Wrangler Rubicon me gusta aún más. A día de hoy, es el único todoterreno de batalla corta – también está disponible con carrocería de batalla larga – chasis de largueros y travesaños, doble eje rígido y triple bloqueo mecánico de diferenciales en venta. Una receta a prueba de cualquier obstáculo que puedas imaginarte fuera del asfalto.

Jeep Wrangler 4xe No Resizing 14Jeep Wrangler 4xe No Resizing 14

Triple bloqueo, dos ejes rígidos, chasis de largueros, reductora. ¿Hace falta algo mas?

No lo digo por decir. El Wrangler Rubicon corto es el único coche que ha sido capaz de destronar al Mercedes Clase G en el circuito 4×4 de Ocaña donde solemos hacer nuestras pruebas. En tiempos de todocaminos y SUV, es uno de los pocos todoterrenos puros que queda a la venta. Y en este caso, la electrificación no parece una noticia tan mala: hay una versión Rubicon del Jeep Wrangler 4xe con mecánica enchufable, y en un futuro incluso podría haber una versión 100% eléctrica.

Ahora bien, ¡buena suerte encontrando un puesto de carga rápida en mitad de un monte!

6+1) Cualquier otro coche de segunda mano

Si no tienes la capacidad económica para estrenar un coche pasional, no te preocupes. El mercado de segunda mano sigue siendo tu amigo. No obstante, te voy a dar un consejo de amigo. Como dice el refranero castellano, “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. No esperes demasiado. No solo por el imparable aumento de precios de algunos coches, si no por la inminente llegada de zonas de bajas emisiones en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes, el creciente precio de los combustibles o la injusta demonización de los coches “incorrectos”.

Saab-900_Turbo_0717-01Saab-900_Turbo_0717-01

Y si te dicen que hacerlo es un “error financiero”, pregúntales cuántas sonrisas por minuto les pone en la cara su fondo de inversión de renta variable. Disfrutemos de los coches de verdad mientras podamos. O mientras nos dejen.

Deja un comentario