¿A qué velocidad saltan los radares? Márgenes de error y sanciones

La multa por exceso de velocidad es uno de los grandes enemigos de los conductores. No es ningún secreto que en Tráfico se las saben todas. Según numerosos estudios, la velocidad es uno de los componentes fundamentales que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente.

Si bien es completamente cierto, estaremos de acuerdo en que también se trata de uno de los medios más sencillos para recaudar dinero. Ya sabéis que, desde hace unos años, la DGT está centrando su actuación en la reubicación de radares a vías convencionales y el ajuste de los mismos. Además, en 2019 se rebajó el límite a 90 km/h en estas carreteras.

Esta medida nos costó a los españoles un ojo de la cara, contribuyendo a su vez a engordar las arcas públicas. De una forma u otra, la DGT siempre se las apaña para estar en boca de todos los automovilistas. Sobre todo cuando hablamos de temas tabú como el de los radares. Hoy vamos a analizar a qué velocidad saltan los radares para que puedas evitar la multa.

El margen de error, clave para evitar la multa por exceso de velocidad

Pese a que los avances tecnológicos permiten cada vez una mayor precisión de medición, ningún radar es exacto al 100%. Por esa razón, se dictó una instrucción por la que se unifica en todo el territorio competencia de la Dirección General de Tráfico el umbral de tolerancia con el que actúan los radares.

Gracias a ello, independientemente de la zona geográfica por la que se circule, el conductor va a saber cuál es la velocidad a partir de la cual cualquier radar va a sancionar. También hay que tener en cuenta que, en la mayoría de vehículos, la velocidad que marca el velocímetro es inferior a la velocidad a la que circulamos.

La velocidad más realista es la que obtenemos gracias a la triangulación de los satélites. En otras palabras, la que nos ofrecen muchos sistemas de navegación. Al existir esta variación de velocidades, la DGT está obligada a aplicar correctamente los márgenes de error en sus radares. Dichos márgenes que se recogen en la Orden ICT/155/2020, de 7 de febrero.

El problema viene cuando en algunos casos la DGT aplica los márgenes de la norma UNE 26444. Este es un mero manual sobre fabricación y revisión. Se trata de una práctica bastante perjudicial para los conductores sancionados porque los márgenes de error recogidos en la norma norma UNE 26444 son inferiores a los de la normativa actual vigente.

Si se aplicase la normativa correcta, muchas sanciones verían reducidas sus cuantías y su catalogación de gravedad. Del mismo modo, se restarían menos puntos a los conductores. Esto es especialmente importante en aquellos casos en los que se considera un delito muy grave. De la correcta aplicación de los márgenes depende que un conductor pueda o no ir a la cárcel.

¿Cuál es el margen en los radares móviles y fijos?

Como ya hemos dicho, la DGT debe de respetar la Orden ICT/155/2020, de 7 de febrero, por la que se regula el control metrológico del Estado de determinados instrumentos de medida. Esta orden establece que el error tolerado en los radares móviles y fijos es de:

Errores máximos permitidos

Según tipo de instalación Para ensayos en carretera (tráfico real)
Cinemómetro de tramo ± 3 km/h para velocidad ≤ 100 km/h
± 3% para velocidad > 100 km/h
Cinemómetro en instalación fija o estática ± 5 km/h para velocidad ≤ 100 km/h
± 5% para velocidad > 100 km/h
Cinemómetro en instalación móvil sobre vehículo ± 7 km/h para velocidad ≤ 100 km/h
± 7% para velocidad > 100 km/h
Cinemómetro en aeronave (Pegasus) Para la posición y medida de distancias: ± 3% (valor mínimo 5 metros)
Para el tiempo transcurrido en recorrido de distancias: ± 0,1% (valor mínimo 0,2 segundos)
Medida de velocidad: ± 5%
Tiempo intervehicular (para distancia entre vehículos) ± 0,8 segundos

El motivo de no aplicar a las velocidades inferiores a 100 km/h el porcentaje, sino el número concreto, se debe a que a velocidades bajas es difícil percibir la velocidad exacta a la que se circula. Por ejemplo si se estableciera el 7% en una vía a la que se tuviera que circular a 30 km/h, el radar actuaría a 33 km/h, velocidad difícil de percibir si el velocímetro del vehículo no es digital.

Multa por exceso de velocidad: puntos y sanciones

En la siguiente tabla podemos ver cuáles son las sanciones por exceso de velocidad. A la hora de observar los datos hay que tener en cuenta los márgenes de error de los radares, así como la desviación del velocímetro de nuestro vehículo:

Tabla multa por exceso de velocidad

Tabla multa por exceso de velocidad

¿A qué velocidad saltan entonces los radares?

Si tenemos en cuenta todo lo anterior, la velocidad a la que saltan los radares es la siguiente (sin tener en cuenta el error del velocímetro, que varía según el modelo de coche):

Velocidad Radar de tramo Cinemómetro fijo o móvil en parado Cinemómetro móvil en movimiento Pegasus
20 km/h 23 km/h 25 km/h 27 km/h 21 km/h
30 km/h 33 km/h 35 km/h 37 km/h 31,5 km/h
50 km/h 53 km/h 55 km/h 57 km/h 52,5 km/h
90 km/h 93 km/h 95 km/h 97 km/h 99 km/h
100 km/h 103 km/h 105 km/h 107 km/h 105 km/h
120 km/h 123,6 km/h 126 km/h 128,4 km/h 126 km/h

Deja un comentario