Adiós al Citroën Grand C4 SpaceTourer: el monovolumen ‘made in Spain’ deja de fabricarse

Las expectativas de los clientes han evolucionado, la expresión de modernidad y de valor añadido se ha trasladado a otros tipos de carrocería y las formas de entender la movilidad han cambiado. En otras palabras, los clientes lo que quieren son SUV. Esencialmente por ese motivo, Citroën acaba de anunciar el fin de la producción del Grand C4 SpaceTourer.

Después de casi 30 años vendiendo monovolúmenes en Europa, la compañía gala abandona el segmento. Las últimas unidades del Citroën Grand C4 SpaceTourer saldrán de la factoría de Vigo a principios de julio. Cabe destacar que la marca ha vendido más de 4,5 millones de monovolúmenes en todo el mundo.

La oferta familiar de Citroën se compondrá desde este verano de los C5 Aircross, recientemente rediseñado y que aporta todo el espacio y la modularidad de un monovolumen; y del C5 X, que se presenta como un vehículo familiar de viaje dotado de gran confort. Quien requiera de más espacio podrá apostar por los ë-Berlingo y ë-SpaceTourer.

El Grand C4 SpaceTourer pone fin a 30 años de monovolúmenes

Citroën ha tenido en su gama un vehículo polivalente desde 1994, cuando presentó el Evasion. El lavado de cara llegó en 1998, que se vendió hasta 2002, acumulando un total de más de 120.000 ventas. El Citroën C8 más grande llegó en 2002 y permaneció durante 12 años en el mercado, antes de retirarse en junio de 2014 después de 150.000 ventas.

Sin embargo, fue el Citroën Xsara Picasso el que hizo estallar el segmento de los monovolúmenes, con nada menos que 180.000 vehículos vendidos en 1999, su primer año a la venta. La automotriz francesa mantuvo este modelo en su cartera hasta 2012, logrando vender la friolera de 1,76 millones de ejemplares en total.

En cuanto al Grand C4 SpaceTourer, sus orígenes se remontan a 2006, cuando se lanzó el C4 Picasso original. El modelo de segunda generación recogió la batuta en 2013. A principios de 2018, cambió su nombre a C4 SpaceTourer, lo que también afectó a la versión más grande denominada Grand C4 SpaceTourer.

El modelo más corto de cinco asientos se retiró en 2020, y ahora es el turno del MPV de siete asientos. El mejor año para Citroën fue 2007, cuando vendió 115.000 Xsara Picasso y 215.000 C4 Picasso. Esto demuestra hasta qué punto los monovolúmenes se convirtieron en una tendencia que respondía claramente a un estilo de vida.

Deja un comentario