Ana Carrasco enseña la enorme cicatriz de su operación

Que los pilotos están hechos de otra pasta es algo que demuestran continuamente, ya sea con sus gestas al volante o encima de una moto o bien por la capacidad innata que tienen de superar todo tipo de adversidades. Es el caso de Ana Carrasco, que ya está en plena fase de recuperación de su grave lesión en la espalda, con fractura de dos vértebras, tras la caída que tuvo hace dos semanas en un test en Portugal y que le tendrá apartada de los circuitos bastante tiempo, tanto como para perderse todo lo que queda del Mundial de SSP300.

Pues bien, la murciana, lejos de desmotivarse por tal percance, lo afronta con la mayor de las motivaciones, como demuestra la foto de su espalda cosida que colgó en sus redes sociales junto a este mensaje: «Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte… ¡pues aquí estamos, con ganas de volver más fuertes que nunca!». Una costura de casi 30 grapas resultado de la operación a la que se sometió el pasado 15 de septiembre y que asustaría a cualquiera, pero no a ella, que posa con una sonrisa y las ganas de volver a subirse en su Kawasaki cuanto antes.

Deja un comentario