Arabia Saudí ha intentado comprar el mundial de Fórmula 1. Ahora la F1 está indignada con la FIA por sabotearles la venta

La tensión entre la FIA y Liberty Media, la propietaria de la Fórmula 1, lleva meses fraguándose, pero nunca ha estado en un punto más caliente que el actual. Todo después de que Arabia Saudí haya tratado de comprar el mundial de Fórmula 1, algo que la FIA ha condenado públicamente para indignación de Liberty Media.

Arabia Saudí se ha sentado en la mesa con Liberty Media para ofrecer 20.000 millones de dólares a cambio de quedarse con el mundial de Fórmula 1. Una propuesta inicialmente rechazada por la empresa tenedora de los derechos, pero que parecía dar pie al inicio de una negociación. Sin embargo, la FIA se ha metido de por medio para impedirlo.

20.000 millones de dólares. La oferta de Arabia Saudí por la Fórmula 1

Arabia Saudi F1 Arabia Saudi F1

«Como guardianes del automovilismo, la FIA se muestra cautelosa sobre los precios inflados de 20.000 millones de dólares que se están poniendo por la Fórmula 1. Recomendamos a cualquier potencial comprador que aplique el sentido común y presente un plan claro y sostenible, no solo una gran suma de dinero», tuiteaba Mohammed ben Sulayem, presidente de la FIA.

Arabia Saudí ha ofrecido 20.000 millones de dólares a Liberty Media, lo que supone casi el triple de lo que pagó la compañía estadounidense por la Fórmula 1 en 2016, unos 7.000 millones. Se estima que el valor de la categoría en el mercado actualmente es de unos 15.000 millones de dólares. La oferta saudí no era mala precisamente.

Jeddah F1 Jeddah F1

Por eso el comunicado del presidente de la FIA ha sentado como una patada en Liberty Media. «Ha interferido en nuestros derechos comerciales de una forma inaceptable», braman desde los dueños de la Fórmula 1. Especialmente ha disgustado que ben Sulayem dé a entender que hay que hablar con la FIA antes de comprar la Fórmula 1.

«Sus palabras dañan el valor de la Fórmula 1 y de Liberty Media. La FIA se comprometió inequívocamente a no hacer nada que perjudique a la propiedad, gestión y explotación de los derechos de la Fórmula 1″. Si la tensión ya era grande entre los dos estamentos dirigentes de la Fórmula 1, ahora está en su punto álgido.

Domenicalli Briatore Domenicalli Briatore

Por otro lado, el interés de Arabia Saudí por el deporte del motor cada vez es mayor. Ya tienen su Gran Premio de Fórmula 1, están trabajando en el de MotoGP, organizan el Dakar desde 2020 y también acogen una carrera de Fórmula E. El siguiente paso que se han propuesto parece que es el de ser los organizadores de la Fórmula 1.

Veremos cómo acaba esta situación de tensión entre la FIA y Liberty Media. El fantasma de un mundial alternativo siempre amenaza en el horizonte, aunque siga pareciendo una utopía.

Deja un comentario