Así es como los robots de Boston Dynamics ayudarán a crear el coche del futuro (y mucho más)

Estamos seguros de que ya los conoces. Una pareja de robots zoomorfos abriendo una puerta, un grupo de robots bailnado al ritmo de Do you love me, o un ingeniero maltratando a un robot, son algunos de los vídeos que acumulan decenas de millones de visualizaciones en Youtube y nos muestran con espectacularidad, e inquietud, los avances de Boston Dynamics.

La compañía de robótica más viral lleva años fascinándonos con sus avances, con robots que nos hacen soñar, o tener pesadillas, con un futuro en el que las máquinas cobran vida para realizar movimientos y tareas propias de un animal, o un humano.

Ahora bien, ¿cómo van a contribuir los robots de Boston Dynamics en el desarrollo del coche del futuro?

Hyundai adquiere Boston Dynamics

Hyundai Motor Group ha llevado a término la operación de compra de un 80% de Boston Dynamics. El interés de la marca coreana de coches por Boston Dynamics, valorada en 920 millones de euros, ha llevado a Hyundai a hacerse con la compañía robótica más popular en las redes. Ahora bien, hemos visto robots bailando, saltando, moviéndose con agilidad, ¿pero cómo puede aplicarse esta tecnología en la industria del automóvil?

Cualquiera que visite una fábrica de automóviles moderna se percatará de cómo los robots han tomado las líneas de producción, enormes brazos articulados, capaces de levantar toneladas de peso, pero también de manipular cualquier pieza con tal precisión que podrían levantar un huevo sin romperlo. La robótica ha permitido crear coches más fiables, más seguros, de mayor calidad, y con un mayor margen de beneficio para los fabricantes.

En cualquier caso, parece que la operación de compra de Boston Dynamics por parte de Hyundai va más allá de las aplicaciones industriales de la robótica.

Hyundai creen el potencial de Boston Dynamics para impulsar la conducción autónoma, la inteligencia artificial y la movilidad aérea urbana

Coche autónomo y movilidad aérea urbana

Según Hyundai, la adquisición de Boston Dynamics es «un paso importante en su transformación estratégica en un proveedor de soluciones inteligentes de movilidad». Hyundai quiere aprovechar el conocimiento de Boston Dynamics para desarrollar soluciones de movilidad y, sobre todo, apunta a tres escenarios muy concretos, amén del industrial: la conducción autónoma, la inteligencia artificial y la movilidad aérea urbana.

De manera que, donde muchos vemos un robot bailando o abriendo puertas, Hyundai ha visto una tecnología que puede contribuir a la creación de coches sin conductor. Hyundai, en cualquier caso, asegura que, junto con Boston Dynamics, pretenden aprovechar sus respectivos puntos fuertes, en fabricación, logística, construcción, y automatización, para crear una cadena de valor relacionada con la industria de la robótica.

Hyundai espera que la fabricación de coches apenas represente la mitad de su negocio, repartiéndose la mitad del negocio restante entre la robótica y la movilidad aérea urbana

Euisun Chung, presidente de Hyundai Motor Group, ya ha vislumbrado un futuro en el que la fabricación de automóviles apenas representará la mitad del negocio del gigante coreano (Reuters). Con una visión de futuro como esta, se entiende mucho mejor por qué Boston Dynamics es tan importante en el proyecto de futuro y diversificación de Hyundai.

Y es que Hyundai pretende que en el negocio futuro de la marca la robótica represente un 20% del negocio y el 30% restante algo que, para muchos, entre los que me incluyo, parece ciencia ficción, la movilidad aérea urbana.

Deja un comentario