Así es el aspecto definitivo del Ford Puma Rally 1 para el WRC ¿Qué te parece?

La versión de competición del crossover compacto híbrido de Ford ya es una realidad. El Ford Puma Rally 1 se dejó ver hace unos días en un vídeo grabado en las instalaciones de ensamblaje de Ford en Craiova, Rumania. Sin embargo, no ha sido hasta hoy cuando hemos conocido su aspecto definitivo.

El Ford Puma Rally 1 marca la primera incursión de Ford en el automovilismo electrificado a nivel mundial. Según podemos ver, el modelo está listo para hacer su debut en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA (WRC). Este año se abre la temporada en Monte Carlo este mismo mes.

Recordemos que este año hay nuevas nuevas restricciones. Por ejemplo, el coche tiene menos carga aerodinámica en comparación con el Fiesta de temporadas anteriores. Estos también deben tener menos recorrido de suspensión y usar una transmisión de cinco velocidades. Los diferenciales centrales están prohibidos.

Las entrañas del Ford Puma Rally 1

El primer modelo de competición electrificado de Ford presenta un tren motriz híbrido de próxima generación. El sistema captura energía durante el frenado y la marcha por inercia, almacenándola en una batería de 3,9 kWh de capacidad. La energía completa el rendimiento del motor de gasolina EcoBoost de 1.6 litros turboalimentado.

Es el mismo del Fiesta WRC y, aunque se desconocen las cifras exactas de potencia, ronda los 380 CV (283 kW). Gracias al impulso eléctrico, los nuevos vehículos de Rally 1 pueden generar hasta 500 CV (373 kilovatios) de potencia con solo presionar un botón. En eléctrico puede entregar hasta 134 CV (100 kW).

Vista trasera Ford Puma Rally 1

Vista trasera Ford Puma Rally 1

El Ford Puma Rally 1 también puede usar su tren motriz electrificado para viajar por cascos urbanos, ciudades, parques y secciones elegidas entre etapas utilizando únicamente energía eléctrica. La batería se puede recargar utilizando una fuente de alimentación externa en los puntos de servicio dedicados entre etapas.

La recarga se completa en unos 25 minutos. Con un peso de 95 kg, el sistema híbrido está refrigerado por líquido y aire. Se aloja en una carcasa con resistencia balística. Al frente del equipo M-Sport estarán este año Craig Breen y el copiloto Paul Nagle; Adrien Fourmaux y Alexandre Coria; Gus Greensmith y Jonas Andersson; y Sebastien Loeb con Isabelle Galmiche.

Galería de imágenes

Deja un comentario