Así es el Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE, un sedán de lujo PHEV con motor V8 y 802 CV

Esta misma mañana la marca de la estrella nos ha presentado el nuevo Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE, un modelo que llega con la tecnología híbrida AMG.

El modelo E PERFORMANCE combina el motor V8 biturbo de 4,0 litros de AMG con la cadena cinemática híbrida específica de AMG y una nueva etapa de expansión de la batería de alto rendimiento AMG (HPB). El contenido energético aumenta de 6,1 en el HPB 80 a 13,1 kWh en el HPB 150. Esto aumenta la autonomía puramente eléctrica a 33 kilómetros.

Con una potencia de 590 kW (802 CV) y un par motor de 1.430 Nm, la berlina establece nuevos estándares en el segmento. La aceleración de 3,3 segundos hasta los 100 km/h y la velocidad máxima opcional de 290 km/h subrayan la superioridad de la conducción dinámica. Sistemas como el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+, la estabilización antivuelco AMG ACTIVE RIDE CONTROL y la dirección del eje trasero de serie garantizan un amplio margen entre dinámica de conducción y confort.  El sistema hace uso de una caja AMG SPEEDSHIFT MCT-9G.

Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE

Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE

Las impresionantes prestaciones del Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE se expresan también en su expresivo diseño exterior. Por primera vez, una Clase S Berlina lleva la parrilla del radiador específica de AMG con rejillas verticales y una gran estrella central. En lugar de la antigua figura de la estrella del radiador de Mercedes, ahora se coloca el emblema de AMG en cromo plateado/negro. Además, el faldón delantero en diseño de ala de jet con grandes tomas de aire laterales y cortinas de aire funcionales caracteriza la vista frontal. En la vista lateral destacan las llantas forjadas AMG de hasta 21 pulgadas y los paneles laterales específicos de AMG. En la parte trasera se aprecian rasgos de diseño característicos de los modelos del 63, como los embellecedores trapezoidales y estriados del tubo de escape doble o el amplio difusor con aletas longitudinales y tabla difusora.

El interior combina el equipamiento de calidad de la Clase S con elementos específicos de AMG. Los asientos con gráficos especiales AMG y costuras distintivas subrayan el aspecto refinado. Los colores exclusivos y los distintos tapizados de cuero napa con el escudo AMG en relieve en los reposacabezas delanteros acentúan el lado deportivo o lujoso del S 63 E PERFORMANCE.

Los siete programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT «Electric», «Comfort», «Battery Hold», «Sport», «Sport+», «Smooth» e «Individual» se adaptan con precisión a la nueva tecnología de conducción. Así, ofrecen una experiencia de conducción muy variada, desde la eficiencia hasta el dinamismo. Los programas de conducción ajustan parámetros importantes: la respuesta del accionamiento y la transmisión, la característica de la dirección, la amortiguación del chasis o el sonido.

Si se circula en modo eléctrico exclusivo, el Acoustic Vehicle Alerting System exigido por la legislación advierte al entorno de la aproximación del modelo híbrido de altas prestaciones. Se emite un sonido AMG especialmente compuesto, de baja frecuencia y velocidad modulada. Esto se irradia al exterior a través de altavoces. Una parte del sonido se escucha también discretamente en el habitáculo, como confirmación acústica para los pasajeros. En la Unión Europea, el sistema está activo hasta una velocidad de 20 km/h; en los Estados Unidos, hasta unos 30 km/h. Después, la señal de accionamiento eléctrico se desvanece armoniosamente. Quienes lo deseen también pueden experimentar el sonido de la conducción eléctrica hasta velocidades más altas. Para ello, basta con seleccionar el sonido mediante el botón correspondiente del volante (reconocible por el símbolo de la onda de frecuencia).

La tracción integral AMG Performance 4MATIC+ combina las ventajas de diferentes conceptos de tracción: La distribución de par totalmente variable en los ejes delantero y trasero garantiza una tracción óptima en el límite físico.

La transición entre la tracción trasera y la tracción integral y viceversa se realiza de forma progresiva sobre la base de una sofisticada matriz de parámetros, que integra el control inteligente en la arquitectura de sistemas del vehículo. Un acoplamiento con regulación electromecánica conecta de forma variable el eje trasero, propulsado en todo momento, con el eje delantero.

Fuente | Mercedes-Benz

Deja un comentario