Así es el Mercedes-Benz Clase V GeoTrek camper: La cabra siempre tira al monte

El Mercedes-Benz Clase V suele ser el gran protagonista de las secciones de preparaciones de vehículos cuando hablamos de furgonetas tuneadas, ensombreciendo a otros monovolúmenes más generalistas e incluso a su hermana de gama, la menos glamurosa Mercedes-Benz Vito.

Tras numerosos proyecto sobre la base de ambos modelos, el especialista del mercado de accesorios del automóvil Vansports, división de la conocida compañía Hartmann, ha querido darle nuevamente protagonismo a la Clase V con una camperización que nada tiene que envidiar a las populares Marco Polo.

El resultado del trabajo llevado a cabo por el preparador alemán no tiene desperdicio y nos permite cumplir con las medidas de distanciamiento social impuesta por el Gobierno: basta con perderse por la montaña con esta completa camper que, además, tiene un toque distintivo en su exterior.

Lo que muchos clientes echan en falta es que el Mercedes-Benz Marco Polo pueda adentrarse con mayor facilidad por los rincones más recónditos del planeta, de ahí que Vansports haya optado por mejorar la versatilidad del modelo con la incorporación de nuevas características off road.

El bautizado como GeoTrek recibe el paquete VP Gravity del especialista, por lo que se ofrece con una distancia al suelo incrementada en 30 milímetros, así como con nuevas molduras de plástico inferiores y una pintura especial que protegen al vehículo de pequeños rasguños campo a través.

Tampoco faltan un portaequipajes de techo personalizado con barras LED y un sistema fotovoltaico. Adicionalmente, cuenta con un área de carga forrada de goma y nuevas llantas de 18 pulgadas calzadas con neumáticos todoterreno en medidas 235/55 R18 para que nada se le resista.

En el habitáculo mejora la modularidad, integrando un sistema diseñado para optimizar el espacio trasero del vehículo, un climatizador y un colchón hinchable para que dos personas duerman con comodidad alejados de la ciudad. Suma dos cajones de 117 cm de largo en la parte posterior.

Cada uno de ellos tiene una capacidad de carga de 100 kilos, así como tres cajas de almacenamiento de aluminio en dos alturas de carga que pueden convertirse en una mesa.  Uno de los cajones se reserva a la cocina y ofrece un tanque de agua dulce de 12 litros y otro para aguas residuales con la misma capacidad.

Mucho me temo que seguiremos echando en falta la presencia de un baño…

La instalación de los nuevos componentes apenas supone una hora de trabajo y se ofertan diversos opcionales, como los espacios de almacenamiento para las ventanas. La Clase V que se muestra en la imagen es un V 250d equipado con un motor diésel de 190 CV (140 kW) y solo habrá 10 ejemplares.

Galería de imágenes


Deja un comentario