Así es el motor de 2.0 litros y 4 cilindros más potente del mundo: ¡476 CV!

Justo ayer la marca germana de la estrella nos presentaba todos los detalles del Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE en sus variantes Estate y Berlina, un modelo espectacular en todos los sentidos, sobre todo en lo que se refiere al apartado mecánico, donde hace debut un motor de 2.0 litros que se convierte en el motor de 4 cilindros más potente del mundo.

Este motor de cuatro cilindros del que os hablamos cuenta con cuatro cilindros y produce 350 kW (476 CV) a 6.725 rpm, lo que lo convierte en el cuatro cilindros de serie más potente del mundo.

El par máximo de 545 Nm está disponible a 5.250-5.500 rpm. Un generador de arranque accionado por correa (RSG) combina un alternador y un motor de arranque en un solo componente. El RSG arranca el motor de combustión y asegura la alimentación básica de los grupos auxiliares, como el aire acondicionado o las luces de marcha. Esto también se aplica cuando el vehículo está en un semáforo y el nivel de carga de la batería de alto voltaje ya no es suficiente para soportar la red de a bordo de bajo voltaje. El RSG está integrado en la red de alta tensión de 400 voltios.

Motor de 4 cilindros más potente del mundo

Motor de 4 cilindros más potente del mundo

El motor AMG de 2,0 litros y cuatro cilindros se ha desarrollado íntegramente en la planta de Affalterbach.

El grupo propulsor con la denominación interna M139l (la «l» significa disposición longitudinal del motor) es el primer motor de serie del mundo en operar con sobrealimentación por medio de un turbocompresor eléctrico. Este innovador sistema se deriva directamente de la tecnología utilizada desde hace años con excelentes resultados por el Mercedes-AMG Petronas F1 Team en la categoría reina del deporte del motor. La nueva tecnología de sobrealimentación garantiza una respuesta especialmente ágil a lo largo de la escala completa de velocidad del motor.

En comparación con sus hermanos C 43 4MATIC y SL 43, el turbocompresor del C 63 S es significativamente mayor. Esto permite un mayor caudal de aire y, por tanto, más potencia. Además, el motor eléctrico integrado se alimenta del sistema de alto voltaje de 400 voltios (48 voltios en los modelos 43).

El componente clave de este concepto es un motor eléctrico de unos cuatro centímetros de ancho montado directamente sobre el eje del turbocompresor, entre la rueda de turbina en el lado de escape y la rueda del compresor en el lado de aire fresco. Este motor impulsa directamente el eje del turbocompresor con regulación electrónica, acelerando la rueda del compresor antes de que el caudal de gases de escape asuma esta tarea por medio de la turbina.

De ese modo mejora claramente el tiempo de respuesta del motor inmediatamente por encima del número de revoluciones de ralentí y a lo largo de la escala completa de revoluciones. El motor de combustión interna reacciona con mayor agilidad a las órdenes del acelerador, y la sensación general de conducción es más dinámica.

Alimentado por la red de a bordo de 400 voltios, el turbocompresor eléctrico de escape funciona a velocidades de hasta 150.000 rpm. El cargador, el motor eléctrico y la electrónica de potencia están conectados al circuito de refrigeración del motor de combustión para crear el mejor entorno de temperatura posible en todo momento.

El diseño de la cubierta cerrada (closed deck) del M139 – un diseño de competición- garantiza una gran rigidez con un peso reducido y permite presiones de combustión máximas de hasta 160 bares.

La elevada potencia del motor requiere además un sofisticado sistema de refrigeración, que permita mantener la culata y el bloque motor a niveles diferentes de temperatura.

En el nuevo Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE, el motor turbo de 2,0 litros y cuatro cilindros se combina con un motor eléctrico síncrono de excitación permanente, una batería de alto rendimiento desarrollada en Affalterbach y el sistema de tracción integral totalmente variable AMG Performance 4MATIC+. La potencia del sistema de 500 kW (680 CV) y el par máximo del sistema de 1.020 Nm permiten unas prestaciones de conducción impresionantes: la aceleración desde la parada hasta los 100 km/h se logra en tan solo 3,4 segundos para la berlina y el estate. La propulsión sólo finaliza a 280 km/h controlados electrónicamente (en el caso de los vehículos de serie, 270 km/h, en ambos casos con el paquete AMG Driver’s Package opcional).

La transmisión de la fuerza del motor está encomendada a la transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT 9G (MCT = Multi-Clutch Transmission, cambio multiembrague), en el que un embrague húmedo para el arranque sustituye al convertidor de par convencional.

La batería de alto rendimiento del C 63 S E PERFORMANCE ofrece una capacidad de 6,1 kWh, 70 kW de potencia continua y 150 kW de potencia máxima durante diez segundos. El bajo peso, de solo 89 kilogramos, conduce a una densidad de potencia muy elevada de 1,7 kW/kg.

La autonomía eléctrica de 13 kilómetros no permite un radio excesivo pero sí que ofrece movilidad suficiente por entornos urbanos en modo cero emisiones.

Motor de 4 cilindros más potente del mundo

Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE

Potencia combinada 500 kW (680 CV)
Par del sistema 1.020 Nm
Motor de combustión interna 4 cilindros en línea de 2.0 litros con turbocompresor de gases de escape asistido eléctricamente
Cilindrada 1.991 cm3
Potencia máxima del motor de combustión interna 350 kW (476 CV) a 6.750 rpm
Par motor máximo del motor de combustión 545 Nm a 5.250-5.500 1/min
Potencia máxima del motor eléctrico 150 kW (204 CV)
Par motor máximo del motor eléctrico 320 Nm
Propulsión tracción integral AMG Performance 4MATIC+ con distribución plenamente variable de par y Drift Mode
Transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT 9G
Consumo de combustible ponderado, combinado 6,9 l/100 km[6,9 l/100 km]
Emisiones de CO2 ponderadas, combinadas 156 g/km[156 g/km]
Consumo de energía ponderado, combinado 11,7 kWh/100 km[11,7 kWh/100 km]
Categoría de eficiencia sin datos.
Capacidad energética 6,1 kWh
Autonomía eléctrica 13 km.
Aceleración 0-100 km/h 3,4 s [3,4 s]
Velocidad máxima 250 km/h, opcionalmente 280 km/h [250 km/h, opcionalmente 270 km/h]
Peso en orden de marcha según la CE 2.111 kg (2.145 kg)

Fuente | Mercedes-Benz

Deja un comentario