Audi Skysphere Concept: un GT eléctrico con carrocería extensible

Hace unas semanas la firma de los cuatro aros nos presentó tres prototipos conceptuales que se espera que vean la luz durante los próximos meses. Hoy la compañía alemana nos muestra el primero de ellos, el Audi Skysphere. Estos concept presentan un nuevo diseño que reinterpreta el interior como el centro del vehículo.

Esto se refleja en la configuración variable del habitáculo, la desaparición de los mandos y el espacio disponible. El Audi Grandsphere llegará antes de que acabe el año y, en 2022, la compañía alemana presentará el Urbansphere como un concept car más compacto que nos anticipará el futuro de la movilidad urbana de la marca.

Para proporcionar a los pasajeros la máxima libertad, el Audi Skysphere Concept se diseñó en base a dos experiencias de conducción: la que transmiten un gran turismo y un deportivo. Para ello recurre a una característica técnica espectacular: una distancia entre ejes variable en 250 mm. La altura libre también puede variar en 10 mm.

Exterior con reminiscencias al Horch 853 descapotable

Con 5.23 metros de longitud, 1.85 metros de anchura y 1.23 metros de altura, Audi ha querido rendir homenaje al legendario Horch 853 descapotable con el Skysphere. El concept car rinde culto al modelo clásico sin quedarse en una mera reinterpretación retro, pues aparte de sus dimensiones son las líneas las que marcan la diferencia.

Estéticamente destacan los prominentes pasos de rueda que acentúan la anchura de las vías, un capó largo y unos voladizos cortos. Las superficies de los pasos de rueda y del capó delantero son orgánicamente curvas. La parte trasera, desarrollada en el túnel de viento, combina elementos de un speedster y un shooting brake, con una gran superficie acristalada.

Las llantas de 23 pulgadas rematan el impacto visual.

En el frontal vemos una parrilla Singleframe cerrada y el emblema iluminado de los cuatro aros con diseño tridimensional. Toda la parrilla y las superficies adyacentes están diseñadas con elementos LED blancos que actúan como un escenario de efectos visuales. La parte trasera también está dominada por una superficie LED controlada digitalmente.

Un rasgo característico de la vista lateral son los estribos, que parecen sobresalir de los pasos de rueda traseros, un efecto necesario cuando se activa el sistema de modificación de la batalla. Esta tecnología permite pasar de una distancia entre ejes similar a la de un A8 L a la de un Audi RS 5. La diferencia la marcan 25 cm.


Unos motores eléctricos y un sofisticado mecanismo, con componentes de la carrocería y el chasis que se deslizan unos dentro de otros, permiten modificar la batalla y la longitud exterior.

Lujo interior para el Audi Skysphere

No cabe duda de que el Audi skysphere concept tiene dos personalidades: es al mismo tiempo un GT y un deportivo de lujo. Sin embargo, las principales diferencias sólo se aprecian en el interior. Está diseñado para una conducción autónoma de nivel 4, por ello, los elementos de control pueden desplazarse hacia una posición invisible.

El interior se presenta como un entorno luminoso y espacioso, libre de controles e inspirado en muchas zonas en el universo Art Decó. Los confortables asientos están tapizados con tejido de microfibra de producción sostenible que se combina con madera de eucalipto certificada medioambientalmente y cuero sintético.

Lujo interior para el Audi Skysphere

Lujo interior para el Audi Skysphere

Las grandes superficies de las pantallas táctiles, de 1.415 mm de anchura y 180 mm de altura, se utilizan para controlar el vehículo y los sistemas de infotainment en el modo de conductor. En el modo Gran Turismo se pueden mostrar contenidos de Internet, videoconferencias o películas en streaming. No falta un sistema de sonido de alta calidad.

Tren motriz eléctrico para el Audi Skysphere

Un motor eléctrico situado en el eje trasero se encarga de suministrar la potencia a las ruedas de este eje. Con una potencia de 465 kW (632 CV) y un par máximo de 750 Nm, el roadster, que apenas pesa alrededor de 1.800 kg, acelera de 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos. Los módulos de la batería están situados principalmente detrás del habitáculo.

Presentan una configuración ideal para el centro de gravedad y la dinámica del vehículo. El resto de módulos se ubican entre los asientos, en el túnel central, una posición que también favorece el dinamismo. La capacidad de la batería es de más de 80 kWh, lo que permite una autonomía de más de 500 km según la norma WLTP utilizando el programa GT.

El Audi skysphere cuenta con suspensiones de paralelogramo deformable en los ejes delantero y trasero, con los trapecios superiores forjados o realizados en fundición de aluminio. Para la dirección se recurre a un sistema by-wire (por cable) que controla el giro de las ruedas delanteras y las traseras, lo que permite seleccionar diferentes configuraciones.

La dirección en el eje trasero y la distancia entre ejes adaptativa también contribuyen al reducido radio de giro del coche. La reconocida tecnología de Audi para el chasis garantiza que la suspensión ofrezca la versatilidad necesaria. En el concept car se ha implementado la última evolución de la suspensión neumática adaptativa de la marca.

Galería de imágenes

Deja un comentario