Baterías que se arreglan solas sin perder rendimiento: desarrollan unas celdas capaces de desactivarse y repararse por sí mismas

La compañía israelí StoreDot, dedicada al desarrollo de baterías para coches eléctricos, ha patentado sus nuevas pilas, que cuando detectan un mal funcionamiento, son capaces de autorrepararse y, por ende, ser más longevas en cuanto a su vida útil.

La empresa ya ha desarrollado unas celdas de baterías con carga ultrarrápida, que prometen recargar el coche eléctrico en tan solo 10 minutos.

El conductor del coche eléctrico no experimenta ninguna interrupción

Baterías autorreparables StoreDot Baterías autorreparables StoreDot

Fuente: StoreDot.

El sistema desarrollado por StoreDot, aseguran que es capaz de identificar las celdas que estén dando un mal funcionamiento para ponerlas fuera de servicio temporalmente, desactivándolas, para proceder al reacondicionamiento.

Esto se hace a través de un conjunto de algoritmos de software y con su hardware correspondiente que es capaz de identificar una celda o celdas que tengan un bajo rendimiento o sufran de sobrecalentamiento.

Una vez puestas estas baterías en reposo, el software se encarga de repararlas sin que el conductor del coche eléctrico experimente ninguna interrupción o pérdida de rendimiento.

Desde StoreDot, aseguran que este avance de un enfoque de «autocuración» de los coches eléctricos desempeñará un papel importante en la prolongación de la vida útil de la batería y el rango de conducción, así como en la mejora de la seguridad al evitar el sobrecalentamiento o cualquier peligro de fuga térmica.

Es decir que, gracias a este sistema, la compañía tiene claro que es posible mejorar la vida útil, el rendimiento y la seguridad de las baterías, mejorando la experiencia de conducción y beneficia al ecosistema automotriz y de la batería.

A principios de año, la compañía israelí aseguró haber conseguido cargar al 100 % una motocicleta eléctrica en cinco minutos en 2019, y ahora ha anunciado que tiene disponible el primer lote de producción de sus baterías XFC (de las siglas en inglés carga extremadamente rápida): en total 1.000 baterías.

De hecho, gracias a estas celdas de baterías, afirmaron que pronto iban a ser capaces de demostrar la viabilidad de dotar a un coche eléctrico de 300 km de autonomía en cinco minutos; 60 km por minuto.

En Motorpasión | Otro de los problemas de la España vaciada: cuidado si te desvías de la A-2 conduciendo un coche eléctrico

Deja un comentario