Bautista y su llegada a Honda: «Es imposible de pilotar»

Mucho se ha hablado sobre las particularidades de la Honda en su versión MotoGP. Una moto muy complicada de pilotar para casi todos los pilotos excepto para Márquez, según todos los análisis y conclusiones. Y la montura de HRC para el Mundial de Superbike se destaca por las mismas particularidades, según se desprende de las palabras de Álvaro Bautista analizando su primer año en el equipo oficial de Honda en el campeonato de las derivadas de la serie.

El talaverano dejó Ducati tras un sólo año a los mandos de la Panigale, con unos resultados excelentes en la primera parte del campeonato de 2019, para unirse al proyecto de la marca del ala dorada. Un primer año en Honda que ha desgranado así Bautista para la web oficial del campeonato: «Bueno, sinceramente, hablando claro, la primera vez que probé esta moto pensé: ‘¡Mierda, es imposible de pilotar!’. Quiero decir, no me gustó nada de la moto, absolutamente nada. Me dije, ‘¿por qué estoy aquí?».

Especialmente duros fueron para el español los test de invierno con la CBR: «No tenía feeling con la moto, no pude encontrar el límite y fui tres segundos más lento que el resto; para mí fue como un desastre. Pensé que era el final de mi carrera, estaba muy, muy preocupado por esta temporada».

ACCIONA Movilidad - Motos eléctricas motosharing

Afortunadamente las cosas cambiaron y en la segunda mitad de la temporada Bautista encontró mejores sensaciones, llegando al podio en la ronda de Aragón: «Creedme, estaba muy, muy preocupado por esta temporada. Afortunadamente, trabajamos mucho en la puesta a punto de la moto, en la electrónica, y cuando se reanudó la temporada en Barcelona, empecé a sentirme un poco diferente con la moto. En Japón habían trabajado en la electrónica, en la entrega de potencia, etc., que habíamos pedido después de Australia. En Aragón vi que podía luchar por los podios, pero luego empecé a traspasar el límite. Cada vez que intentaba rodar cerca de la parte delantera tenía una caída, porque sobrepasaba el límite. Ahora estoy convencido de que este proyecto puede llegar a un buen puerto».

Deja un comentario