Bentley Flying Spur V8. Los primeros ya salen de Crewe

Ha pasado prácticamente un mes desde que se dio a conocer este impresionante Bentley Flying Spur V8, una versión que a nivel mecánico se posiciona como la variante de acceso a la familia de esta lujosa berlina de 5,32 metros de longitud. Y es que la otra alternativa esconde el todopoderoso 6.0 W12 Biturbo con 635 CV de potencia y 900 Nm de par motor.

Estos Flying Spur V8 apuestan por un corazón 4.0 V8 Biturbo, que en realidad no es otro que el ya empleado en los Bentayga o Continental GT, además de en vehículos como los nuevos Audi S8 entre otros del fabricante de los cuatro aros. En esta berlina británica eroga 550 CV de potencia y 770 Nm de par motor, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 318 km/h. Lento precisamente no es.

Homologa un gasto medio de 12,7 l/100 km

Acompañado de un cambio automático de 8 velocidades y de un sistema de tracción a las cuatro ruedas, este 4.0 V8 Biturbo suma la tecnología de 48 voltios, desconexión de cilindros… Y así firma también un gasto medio de 12,7 l/100 km en ciclo WLTP, lo que se traduce en una autonomía de 710 kilómetros. No en vano en su depósito caben 90 litros de combustible.

ACCIONA Movilidad - Motos eléctricas motosharing

Otra particularidad de esta versión ‘de acceso’ es que gracias a este bloque se consiguen ahorrar 107 kilos de peso con respecto al W12, lo que le permite ser más ágil, ayudado también gracias a elementos como la suspensión activa Bentley Dynamic Ride o la dirección electrónica en las cuatro ruedas, elementos que son opcionales en esta majestuosa berlina. Ahora bien, de serie si que cuenta con suspensión neumática adaptativa, sistema de vectorización del par motor…

Cuando los de Crewe lo desvelaron ya anunciaron que comenzaban a tomar los primeros pedidos, los cuales comienzan ahora a salir de su artesanal factoría. Eso sí, cada uno de ellos requiere de unas 100 horas de mano de obra, pues el toque artesanal es algo que jamás se perderá en la firma británica.

Deja un comentario