BMW i Vision Circular Concept: materiales reciclados e impresión 3D

La compañía bávara ha llevado todo un aluvión de productos eléctricos al Salón del Automóvil de Múnich, aunque lo cierto es que la gran mayoría de ellos ya los conocemos. Es el caso de los BMW iX, BMW i4 y BMW iX5 Hydrogen. Pero junto ellos, encontramos el particular BMW i Vision Circular Concept que no llegará a producción.

Se trata de un vehículo eléctrico compacto de cuatro asientos imaginado para el año 2040. Se centra en la sostenibilidad y el lujo, con un diseño que utiliza materiales 100% reciclados y reciclables, incluyendo la batería. Para crearla, se han empleado materiales del «ciclo de reciclaje«, ofreciendo una densidad de energía mayor sin agotar recursos valiosos.

Particular diseño para el BMW i Vision Circular Concept

Particular diseño para el BMW i Vision Circular Concept

En el proceso de diseño del BMW i Vision Circular se ha tenido muy en cuenta la circularidad desde el principio. Está repleto de ideas innovadoras para combinar la sostenibilidad con una estética nueva e inspiradora. El diseño circular del modelo abarca cuatro principios esenciales: RE:PIENSA, RE:DUCE, RE:USA y RE:CICLA.

Particular diseño para el BMW i Vision Circular Concept

La purista parte frontal transmite la potencia estética del diseño circular. Siguiendo los principios de «RE:PIENSA» y «RE:USA», el número de piezas se ha reducido al máximo. Los riñones característicos de la marca se mantienen, pero cuentan con los faros integrados dentro de los accesorios de la parrilla y elementos LED únicos.

El parabrisas y el techo crean una sola pieza de vidrio que se extiende a lo largo del vehículo. Las llantas se combinan con el diseño de los faros y la parrilla, luciendo  radios delgados. La parte trasera adopta un estilo similar, con una sola barra de luces LED. El interior utiliza una mezcla de materiales únicos y emplea lo que BMW llama «nuevas técnicas de unión«.

La impresión 3D en el salpicadero reduce el uso de pegamento y crea un diseño único de una sola pieza, contando con materiales de cristal incrustados. En lugar de una pantalla táctil tradicional en el centro del salpicadero, la información se encuentra sobre el panel de instrumentos, en la parte inferior del parabrisas. Hay espacio para cuatro pasajeros.

Los asientos están desarrollados con plástico reciclado y cuentan con un marco de aluminio dorado. La parte trasera se ha transformado en un gran asiento corrido ligeramente elevado, que ofrece un acogedor espacio para dos personas. El volante, también impreso en 3D, está hecho con un polvo de madera especial.

¿Veremos estas innovaciones en los vehículos de producción?

Galería de imágenes

Deja un comentario