¿Buscando una furgoneta pequeña? Aquí las pocas alternativas

Encontrar actualmente un comercial de tamaño reducido es casi misión imposible. En los últimos años la oferta se ha reducido drásticamente y apenas quedan un par de opciones de furgonetas pequeñas. Y dicho sea de paso, llevan ya mucho tiempo en el mercado y deberían ir recibiendo una actualización.

Con la recesión económica provocada por el coronavirus más la falta de demanda que venía acusando el segmento, la oferta de comerciales muy compactos es cada vez más escasa. Actualmente solo Fiat y Ford ofrecen una alternativa urbana manejable y atractiva para los clientes que no buscan vehículos aparatosos.

La oferta de furgonetas pequeñas es reducida

La oferta de furgonetas pequeñas es reducida

FIAT

Por el momento se mantiene a la venta el pequeño Fiorino Cargo. Se trata de un comercial desarrollado ya hace muchos años que ha ido recibiendo pequeñas actualizaciones. Las unidades que se comercializan ahora solo se ofertan en versión «Cargo» y por tanto con un interior menos cuidado que en las anteriores opciones «Panorama» o «Qubo».

La oferta mecánica del Fiat Fiorino Cargo contempla el pequeño 1.3 Multijet en versiones con 80 y 95 CV de potencia, siendo este último el más indicado para circular a plena carga. La caja de cambios es siempre manual de cinco velocidades. También una opción gasolina/metano con etiqueta ECO que desarrolla hasta 77 CV y que se puede servir bajo pedido especial.

El pequeño Fiat Fiorino Cargo puede tener una dotación razonable. Entre los elementos más interesantes están el aire acondicionado, sistema de navegación con pantalla táctil, llantas de aleación, elevalunas y espejos eléctricos, cierre con mando, ordenador, control de crucero, sensores de parking, volante en piel…

Lo mejor del pequeño Fiat Fiorino está en sus dimensiones recortadas. Tiene una longitud de solo 3.957 mm que, sin embargo, están muy bien aprovechados en su interior. Las versiones derivadas del proyecto comercializadas como Citroën Nemo y Peugeot Bipper hace ya tiempo que dejaron de producirse.

FORD

Otro modelo que sigue presente en el mercado español y trata de hacer lo que puede es el Ford Courier en sus versiones Transit y Tourneo. Esta última tiene un enfoque más familiar y cuidado. Ambas destacan por su presentación muy cuidada, una calidad de materiales poco habitual en el segmento y unas posibilidades de equipamiento interesantes.

El Ford Courier se puede pedir en versiones furgón, mixto o bien parecida a un monovolumen, que es la vendida como Tourneo. Me parece destacable que los usuarios puedan elegir el número de puertas deslizantes laterales e incluso si añadir o quitar las puertas de doble hoja y poner/eliminar el portón de grandes dimensiones.

La oferta mecánica actual es bastante limitada. Sin embargo, se centra en lo que verdaderamente busca el cliente: motor diésel de bajos consumos. La marca ofrece el 1.5 TDCI con 75 y 100 CV que tienen un andar muy convincente, gastando además muy poco combustible. En gasolina está el 1.0 Ecoboost con 100 CV que puede interesar si se hacen pocos kilómetros al año.

Según versiones el Ford Courier puede tener elementos de equipamiento interesantes. A destacar el climatizador automático, sistema de navegación integrado con pantalla de 6,5 pulgadas, cámara posterior, llantas de aleación, control de crucero, sensores de parking, barras de techo, cristales tintados, asientos calefactables, etc.

Otras opciones de furgonetas pequeñas

Si el tamaño es lo más importante, hay otras opciones comerciales que ocupan poco espacio. Estas pueden cumplir con las necesidades básicas de transporte de objetos poco voluminosos. Estoy hablando de los escasos derivados de turismo que se comercializan en España y que presumen de una capacidad de carga correcta dado el tamaño.

  • Citroën C3 Entreprise: Solo con motor diésel 1.5 BlueHDI de 100 CV, destaca por prestaciones y unos consumos ajustados. Tiene la dotación de un coche más moderno, algo que se nota en seguridad. El comportamiento es como el de un turismo.
  • Fiat Panda Van: Si el tamaño es lo más importante, este puede ser la opción más apetecible. Se comercializa con el motor híbrido ligero de 70 CV o bien una opción a metano con 80 CV. También es el único turismo en ofrecer la tracción 4×4 en combinación con el bloque TwinAir e 85 CV.
  • Peugeot 208 XAD: Se trata de una alternativa con 100 CV diésel similar al Citroën C3 comercial. Tiene una dotación correcta y una capacidad de carga algo limitada aunque el diseño es de los más atractivos. Antes de comprar deberás probar si te sientes cómodo al volante.
  • Renault Clio Societe: La anterior generación del polivalente sobrevive todavía. Es un comercial equipado con el motor 1.0 TCe de 75 CV que puede ser suficiente para un uso urbano. Tiene una calidad de acabados correcta y una dotación suficiente.
  • Suzuki Jimny N1: Es uno de los últimos en llegar y el mejor si se necesita una alta capacidad de tracción en zonas complicadas. Va equipado con un motor 1.5i 16v con 105 CV que no gasta poco. La dotación de seguridad es de las más completas del segmento, aunque no es nada barato.
  • Toyota Yaris Van: Los interesados en un híbrido para repartos podrán elegir el japonés. Incluye un completo equipamiento de serie en seguridad y confort. No es de los más capaces, pero tiene unas dimensiones contenidas y un diseño agradable.

A todos ellos habría que añadir el pequeño Ford Fiesta Van que por el momento ha cesado su comercialización. Sin embargo, podría volver en los próximos meses ya con el lavado de cara. Ha sido siempre uno de los vehículos más demandados de su categoría y de los pocos en ofrecer versiones de buen rendimiento. Tiene incluso un acabado deportivo muy llamativo.

Deja un comentario