Carlos Sainz analiza el Peugeot 3008, su ‘arma’ para el Dakar

El calor húmedo de Lima recibe al Dakar, que toma forma con las verificaciones en la Base Aérea de Las Palmas. Allí Peugeot Sport tiene dispuesto su vivac con camiones de asistencia, equipos de ingenieros y mecánicos, cuatro pilotos con opciones para ganar y la joya de la corona, el 3008 DKR Maxi para Sainz, Loeb, Peterhansel y Despres. El piloto madrileño llegó a Perú en la noche del miércoles y habla con As sobre su máquina para esta carrera.

-El aumento en el ancho del 3008 DKR Maxi es evidente, ¿cómo cambia la conducción?

Al ser un poco más ancho es más estable, aunque es cierto que penaliza en algunos caminos estrechos. Pero en el Dakar la mayoría de los kilómetros no se realizan por ese tipo de caminos. Copia un poco mejor el terreno y en zonas rotas también ha mejorado.

-¿A qué controles hay que prestar especial atención?

En los controles principales, a parte de la información del motor, en un dos ruedas motrices es importante estar en el rango adecuado de la presión de neumáticos. Bajarla si estás en las dunas y tratar de recuperarla cuanto antes una vez sales de las dunas porque podrías pinchar.

-Usted ganó el Dakar con un 4×4, ¿en qué se parece la conducción con respecto al buggy?

No tiene nada que ver, en un 4×4 la conducción es mucho más precisa y el coche tiene un menor balanceo. Los neumáticos también son diferentes, no se puede comparar. Por eso en un camino de tipo rally esos coches son más efectivos que un buggy. Sin embargo, fuera de pista el buggy siempre tiene ventaja.

-¿Cómo han sido los test de desarrollo?

oscaro ES - Image Banner 728 x 90

Este coche ya está en su cuarto año, es una evolución y no tienes que buscar una dirección. Hay tres años de trabajo detrás. Si comparamos este Peugeot con el del primer año poco tiene que ver en el reparto de pesos o la anchura. Digamos que este coche es la evolución de la evolución. Está todo muy afinado ya y las diferencias con el de 2017 son pequeñas

-¿Entonces no es un problema la fiabilidad?

No, todos los aspectos mecánicos son básicamente los mismos. Se alarga la anchura del coche, pero lleva el mismo cambio, alternador, y el mismo motor. Y los palieres sufren menos porque al ser más ancho tienen menos ángulo y se ha ganado un poco en recorrido de la suspensión.

-¿Dónde debe marcar aún más la diferencia este coche?

En el fuera de pista, teóricamente debería comportarse mejor que su antecesor aunque también los 4×4 han tenido una gran ayuda a nivel de reglamento este año. Son más ligeros, más recorrido de suspensión… y la evolución que ha hecho Toyota también es bastante grande centrando el motor, más bajo y más atrás. Va a ser un rival muy duro.

-¿Será este coche tan dominante como lo fue el de 2017?

Honestamente, creo que no. Toyota ha debido hacer un buen paso adelante y Mini también trae una evolución con la ayuda del reglamento más un coche nuevo. Tenemos por delante un interesante Dakar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *