AMAXOFILIA - La Pasión por Conducir info@amaxofilia.com

Citroen Xantia Activa, o cómo una humilde berlina sigue humillando hoy a muchos superdeportivos

En los últimos años hemos conocido importantes innovaciones en suspensiones como las estabilizadoras activas, la suspensiones interconectadas o los amortiguadores adaptativos. Sin embargo, mucho antes de popularizarse estas soluciones, en 1999, un muy poco conocido Citroën Xantia Activa consiguió una hazaña en materia de estabilidad, un registro que todavía sigue siendo prácticamente imposible de alcanzar por deportivos y superdeportivos de gran renombre y mucho mayor precio.

El Xantia Activa creó escuela en estabilidad, y todavía hoy sigue siendo una referencia

Hablar de la historia de Citroën en materia de suspensiones es hablar sin duda de un referente absoluto. Gracias a la suspensión hidroneumática defendida por la marca desde los años ’50, el fabricante francés consiguió alcanzar un refinamiento en confort, estabilidad y seguridad muy por delante del grueso de fabricantes, incluyendo esto las firmas más lujosas y caras de la industria.

Citroen Xantia Activa 0520 004Citroen Xantia Activa 0520 004

Y aunque desde 2017 la suspensión hidroneumática ya no se ofrece en ningún modelo de Citroën, lo cierto es que tenemos que remontarnos a finales de los ’90 para descubrir el culmen de esta suspensión. Para ser más concretos nos referiremos al Citroën Xantia Activa, una variante desarrollada por los ingenieros de la marca para poner en el mercado un nuevo estándar en materia de seguridad y confort, basando el grueso de sus mejoras en una evolución de la suspensión hidroneumática empleada hasta la fecha, con control electrónico del balanceo y unas estabilizadoras activas capaces de adatarse a la conducción en tiempo real.

 title= title=
* Esquema de la suspensión Hidractiva de 3º generación

La solución creada por Citroën para el Xantia Activa permitía a la berlina neutralizar casi al completo el balanceo, se permitía una inclinación máxima de 2,5º, consiguiendo así que el límite de adherencia del coche quedara impuesto por el neumático. Bajo esta idea, el Xantia Activa conseguía el ansiado objetivo de girar plano, sin movimiento alguno de la carrocería. Esto permitía un paso por curva excepcionalmente bueno por estabilidad y velocidad, lo cual redundaba en una mejora notable en confort y seguridad.

Citroen Xantia Activa 0520 001Citroen Xantia Activa 0520 001

A día de hoy, las suspensiones interconectadas son el sistema que mejor resultado consigue a la hora de limitar el balanceo, sin embargo muy poco coches hacen uso de ellas

Aunque jamás fue el objetivo de Citroën al desarrollar la suspensión del Xantia Activa, lo cierto es que el sistema permitía al coche mostrarse sorprendentemente eficaz en el paso por curva, alcanzando una velocidad máxima que ni siquiera podía ser alcanzada por deportivos de la época en la misma maniobra. Y la mejor muestra de esta eficacia la encontramos en la ya famosa prueba del alce realizada por el medio sueco Teknikens Världs, test donde un Citroën Xantia Activa de 1999 consiguió superar la prueba del alce a una velocidad máxima de 85 Km/h.

[embedded content]

La hazaña no solo dio fama internacional al Xantia Activa, sino que además sirvió para convertirlo en la referencia a batir en el test (ver listado aquí), pues alcanzar los 80 Km/h en esta prueba ya supone todo un desafío para coches de marcado carácter deportivo. Pasado el tiempo, y pese a las muchas innovaciones y tecnologías desarrolladas en estos 21 años en materia de suspensiones, el Xantia Activa aún se mantiene como el rival a batir, pues solo los McLaren 675LT y Audi R8 V10 Plus – con sus suspensiones interconectadas – han conseguido acercarse a la berlina gala consiguiendo realizar la prueba del alce a 83 Km/h.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *