«Creíamos que Rossi siempre eclipsaba a Maverick»

¿Se podría haber cambiado el destino de Yamaha? Lo que parecía un equipo de ensueño, se ha convertido en toda una revolución para la marca japonesa. Con un contrato de dos años más firmado para Maverick Viñales, el salto de Fabio Quartararo al equipo oficial y con Valentino Rossi formando pareja en el Petronas con Franco Morbidelli, el fabricante de los diapasones parecía que sería invencible este 2021. Entonces, también contaban con Jorge Lorenzo como piloto probador y daba la sensación de que, con su experiencia, la marca pudiera desarrollar una moto muy competitiva, como Dani Pedrosa hizo (y sigue haciendo) con KTM. Pero tampoco salió.

El sueño que un día construyeron, se acabó convirtiendo en pesadilla este 2021. Primero porque Maverick anunciaba en Assen la rescisión de su contrato con Yamaha y, tras el parón de verano, Rossi comunicaba su decisión de decir adiós al motociclismo con el fin de la temporada. Dos bajas muy grandes que ahora la marca tendrá que suplir. Además, es que solo por el momento, Quartararo parece la apuesta más segura de la escudería para los próximos años. Todo lo demás será cuestión de mover piezas y adaptarlas a lo que mejor le vaya a la marca.

Pero, ¿y si Yamaha hubiera bajado a Maverick al Petronas, en vez de Rossi? Quizás la historia hubiera tenido otro camino y, sobre todo, quizás un final menos accidentado y polémico. Sin embargo, la pregunta siempre quedará en el aire porque ni Lin Jarvis, director general de Yamaha Motor Racing, ha sabido contestar a la cuestión en una entrevista con ‘Speedweek.com‘: «Nunca se sabe. En este mundo existen muchos imprevistos. Desde que tuvimos que tomar esa decisión, nos hemos estado preguntando si firmamos el contrato demasiado pronto (el de Maverick, el cual firmaron a finales de 2019)«.

La oferta de Ducati que hizo apretar a Yamaha

Una renovación de dos años que llegó prácticamente después de que Ducati emitiera una jugosa oferta al piloto español y que, además, acabó en manos de su representante para valorarla. Sin embargo, quizás mantenerle no fue la mejor opción, pero en la fábrica así lo sentían y, esperaban, que con la marcha de Rossi del box, el de Roses pudiera lucir todo su potencial para alcanzar, por fin, esa lucha por el mundial de la que siempre se descolgaba. «Hace dos meses nos enfrentamos a la situación de que uno de nuestros pilotos, que tiene contrato hasta el año que viene, quería marcharse. Analizamos si cometimos un error en el proceso, pero el trato con Maverick, hasta ese momento, fue la mejor decisión», añadía Jarvis.

Y, además, Maverick también quiso seguir apostando por el proyecto en que entró ya hace más de cuatro años y que, ahora, ha tenido que dejar de manera inmediata. «Maverick tuvo la oportunidad de cambiar de equipo para 2021 y 2022. Una buena oferta sobre la mesa, (la de Ducati) y todos conocíamos el potencial de Maverick. Al mismo tiempo, se planificó el traspaso de Valentino al Petronas el año pasado poniendo a Viñales como líder del equipo en 2021. Creíamos que Rossi siempre le eclipsaba y que tras la marcha del italiano, Maverick podría haber tenido mucho éxito… pero no ha sucedido así», continúa el director de Yamaha.

Y, tras todo lo ocurrido, Lin Jarvis admite que no sabe si volvería a tomar la misma decisión: «Es posible que no volvamos a tomar esa decisión, es difícil de decir. Si Maverick hubiera seguido su línea tras ganar en Qatar y hubiera vuelto a subir al cajón tres veces más, todos reconocerían que lo hicimos bien. Tampoco sabíamos lo que sucedería con la pandemia y nadie pensaba que la temporada 2020 comenzaría en julio… hay muchas cosas que han influido. A veces se gana tomando decisiones y a veces se pierde».

Deja un comentario