Desquiciados con Alonso

Cuando se relanzó la carrera en Mónaco después de la segunda bandera roja, Fernando Alonso echó cuentas: faltaban unos 45 minutos de reloj, alrededor de 30 vueltas y solo un juego de neumáticos duros usados. «El viernes, en los libres, destrozamos las ruedas», advirtió. Así que tenía que tirar de calculadora para completar ese stint final sin hacer sufrir a las Pirelli. Delante estaban Russell y Norris, en otra liga para el Alpine. Detrás, Hamilton, quien no guardaba buen recuerdo de los coches azules porque se había tocado antes con Ocon. Fernando decidió por su cuenta: «15 vueltas de ahorrar y 15 de tirar» y llegó a rodar cinco segundos por vuelta más lento que Lando, así que se abrió un colchón enorme delante y se formó un tren más grande aún detrás. Incluso Alpine se ríe en redes con la frase de Gandalf: «¡No puedes pasar!».

«Esto es Mónaco y me encanta mantener a la gente detrás», bromeó con AS después de la carrera. Dijo que fue «extremadamente fácil» mantener a raya al Mercedes de Hamilton. Pero del garaje de las flechas de plata llegaron otro tipo de comentarios. “Iba de paseo detrás de Fernando. No hay mucho más que pudiera hacer», lamentó un impotente Hamilton. Toto Wolff, jefe del equipo, aludió a una categoría extinta: «Si un coche puede ralentizar cinco segundos y mantener a todos detrás es una pena. No podemos tener una procesión, la carrera en Mónaco está en la clasificación. Lewis podía haber estado cerca de George y Lando, luchando con ellos delante, ese era su ritmo. La posición en pista es todo en Mónaco, cinco segundos más lento es un coche de GP2… digo de Fórmula 2″. El dirigente austriaco insta, incluso, a revisar el trazado de Mónaco, el circuito más histórico del calendario: «Tenemos que mirar el trazado porque no puedes adelantar a un coche que es cinco segundos más lento».

Russell, seis veces delante de Hamilton

“No sé qué se puede hacer, quizás hay que quitar la chicane y hacer una recta larga. Aunque sería demasiado rápido y tiene que haber frenadas”, admite Toto, que quita relevancia al hecho de que en seis carreras de siete, esta temporada, Russell ha terminado delante de Hamilton: «Mira a la carrera, estaba atrapado otra vez, tuvo un contacto con Esteban y se quedó atascado detrás de Fernando. Es mala suerte. Tienen el mismo ritmo, más o menos, unas veces está delante uno y otras veces el otro. Somos el tercer equipo, tenemos dos pilotos muy fuertes, pero es muy molesto que la desventaja se mantenga. Si somos optimistas, son cinco décimas; si no lo somos, son ocho décimas. Y eso es inaceptable para todos en Mercedes».

Deja un comentario