Doohan: «Marc no está en forma y la Honda se ha desviado»

Si alguien entiende perfectamente por lo que está pasando Marc Márquez, es alguien que ha pasado por la misma situación. Un querer y no poder hacer las cosas como te gustan. Ya no solo por el estado de su lesión, si no porque, a su regreso el pasado mes de abril en Portimao, el ilerdense se encontró una moto totalmente diferente de la RC213V con la que se coronó campeón en 2019. Un año después, y con él fuera de la competición por toda la temporada, la HRC tomó una dirección opuesta, muy crítica y a la que todavía se está adaptando. O, al menos, entenderla.

Y es que el propio campeón ya lo ha comentado: cuando pilota como le gusta, se va al suelo. No por la fuerza de su brazo, que cada vez es mayor, si no porque la Honda no acepta los límites que el Marc de 2019 ya tenía marcados. Por ello, solo ha ganado dos carreras en lo que va de año (Sachsenring y Estados Unidos), además de un podio (Aragón) y, aún con todo, siendo el mejor de los pilotos de la marca japonesa en la clasificación general de piloto. Es séptimo, incluso habiendo disputado dos carreras menos (las de Qatar, a las que solo viajó para recibir la vacuna).

Pero la situación de Marc Márquez no es un caso aislado. La historia siempre se repite y, en este caso, Mick Doohan sabe perfectamente por lo que está pasando el de Cervera. De hecho, el australiano siempre ha sido un gran apoyo para Marc, compartiendo alguna que otra charla telefónica durante su periodo fuera de los circuitos, en su momento de mayor preocupación por saber si volvería algún día a ganar carreras. Y es que, ya le dijo el cinco veces campeón del mundo, que solo era cuestión de tiempo, paciencia y, sobre todo, trabajo.

Doohan sabe lo que es sentirse frustrado por no correr como uno quiere. El australiano, uno de los grandes campeones del Repsol Honda Team, se fracturó su tibia derecha en 1992. Una lesión muy grave que, de hecho, a punto estuvo de costarle la pierna si no fuera por el Doctor Costa, que le salvó la pierna y, por ende, su carrera deportiva al más alto nivel. Su recuperación llevó tiempo, como la de Marc, pero, a su vuelta, ganó cinco títulos de la categoría reina, consecutivos, desde 1994 a 1998. El claro ejemplo de superación. Porque él, al igual que Márquez, tuvo que adaptarse a una Honda y un pilotaje totalmente nuevo.

Doohan confía en su recuperación

«Creo que realmente Márquez no está en forma en este momento», explicó Mick Doohan durante su intervención el podcast In the Fast Lane. «La moto creo que también se ha desviado un poco. La Honda claramente no es la moto que era antes… Marc apenas está empezando a tener algo de fuerza en su brazo derecho, así que creo que ese ha sido el problema». Y una cosa está clara en una competición de alto nivel: «El deporte nunca espera a nadie, él estuvo fuera durante mucho tiempo y los pilotos, están compitiendo semana tras semana».

Sin embargo, Doohan confía en que Márquez y Honda, juntas, volverán a ser el tándem ganador que fue durante años, liderando el Mundial de MotoGP sin apenas rivales. Porque, sabe, que Marc seguirá el camino que un día tuvo que recorrer él con su lesión en la pierna: «Está claro que sabe pilotar, pero no es capaz de hacerlo como antes. Pero con el talento que tiene y si Honda consigue que la moto vuelva a ser algo consistente, puede que necesite suavizarse un poco, creo que sin duda tiene las credenciales para poder aspirar a otro título».

Deja un comentario