El BRABUS 900 es una auténtica ida de olla sobre la base del poderoso sedán

El nuevo Mercedes-AMG E 63 S sigue alejándose de su característica línea elegante para dar paso a una imagen mucho más fresca y dinámica similar a la de sus hermanos de gama. Además, se ha puesto al día tecnológica y mecánicamente. De serie es más atractivo, pero no tanto como este BRABUS 900 recién presentado.

Rival del Audi RS 6 Avant y el BMW M5 Competition, el Clase E puede presumir de llevar más de 40 años de éxito en el mercado. En su última actualización supone un nuevo paso hacia el futuro en términos de tecnología, creatividad y calidad. Pese a ello, BRABUS no iba a quedarse indiferente ante las novedades del poderoso sedán.

Destinado al pináculo de la gama, el Mercedes-AMG E 63 S, el paquete del especialista equipa un spoiler delantero que mejora la eficiencia aerodinámica, nuevos marcos para las entradas de aire laterales, LED integrados en el paragolpes trasero, un difusor más provocativo y nuevas colas de escape. BRABUS también está ha trabajado en un alerón de carbono para la tapa del maletero.

En los laterales encontraremos nuevos faldones y diversos juegos de llantas forjadas en tamaños de hasta 21 pulgadas. En este caso tenemos unas llantas forjadas Monoblock Platinum Edition Z de 21 pulgadas. Están calzadas con neumáticos ContiSportContact 6 en dimensiones 256/30 R21 delante y 305/25 R21 detrás.

[embedded content][embedded content]

La altura de la carrocería también se ve rebajada en 10 o 20 mm, según el modo de conducción seleccionado, y en su interior encontraremos disponibles toda una serie de accesorios exclusivos del preparador para configurar el vehículo acorde a nuestro gusto. Hay cuero, Alcantara, pedales de aluminio, alfombrilla específicas, umbrales de las puertas iluminados…

El BRABUS 900 es una locura

En las entrañas del Clase E, el preparador ha reemplazado los turbocompresores, ha reprogramado la ECU, ha ajustado la entrada de aire,  ha agregado un sistema de escape de alto rendimiento y ha aumentado la cilindrada hasta los 4.5 litros. Gracias a todo ello, el Mercedes-AMG de BRABUS ahora es capaz de erogar casi 300 CV adicionales.

Como resultado, el V8 de 4.5 litros biturbo ahora genera 900 CV (662 kW) y 1.250 Nm de par motor. El motor está asociado a una transmisión automática de nueve velocidades y a la tracción total 4Matic+, lo que hace que el súper sedán pase de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos. La velocidad punta es de 330 km/h.

Galería de imágenes

Deja un comentario