AMAXOFILIA - La Pasión por Conducir info@amaxofilia.com

El Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye de 808 CV nos muestra en este vídeo como llega a los 314 km/h sin despeinarse

A lo largo de sus diferentes versiones, cada vez más potentes y espectaculares, el Dodge Challenger se ha convertido en el modelo estrella de la marca. La culminación ha sido el Dodge SRT Demon, un modelo pensado casi exclusivamente para las carreras tipo drag race. Se trata de un coche de 852 CV que baja de los 10 segundos en el cuarto de milla… ¡En su configuración de serie!


Pero como no siempre se puede ir por la calle con rodillos en lugar de ruedas traseras y ruedas diminutas delante, Dodge sacó el Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye con un V8 de 808 CV.

El Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye es una versión más vitaminada del Hellcat, con algunos elementos procedentes de versiones todavía más extremas, como la base del bloque V8. Y como suele ocurrir con estos modelos al otro lado del Atlántico, los tiempos en el cuarto de milla (unos 400 metros aproximadamente) son algo que la clientela se toma muy en serio. Porque más de uno llevará su coche a la pista de drag local o participará en algún campeonato amateur o de club.

Velocidad máxima de deportivo europeo

dodge challenger hellcat redeyedodge challenger hellcat redeye

Pero también se toman muy en serio la velocidad máxima de un coche, especialmente cuando supera los 300 km/h. Y es que hasta no hace mucho, eran velocidades que solo un Corvette Z06 o ZR1 podía alcanzar.

Para el mercado estadounidense, que un modelo de producción local y además un Dodge, una marca con cierta y asumida connotación “blue collar” (obrera, popular) alcance la velocidad de un Ferrari, Porsche, Lamborghini o cualquier otra marca de lujo europea es todo un acontecimiento. Sobre todo cuando ese Dodge en cuestión cuesta menos de 80.000 dólares (78.000 dólares en versión Widebody). Es algo que había que comprobar si era capaz o no.

[embedded content]

Así la gente Johnny Bohmer Proving Grounds puso a prueba un Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye. Y el resultado es muy halagador para Dodge. El fabricante anuncia un 0 a 60 mph (96 km/h) en tan sólo 3,4 segundos y una velocidad máxima de 327 km/h. Ahí es nada.

Y como es un muscle car, no podía faltar el tiempo en el cuarto de milla (0 a 402 m). Dodge asegura que lo cubre en 10,8 segundos alcanzando una velocidad de 211 km/h. El Challenger SRT Hellcat Redeye sería así 1,15 segundos más lento que el Demon en la pista de drag.

En la pista de Johnny Bohmer Proving Grounds, el Redeye ‘Widebody’ (con neumáticos de 305 mm de ancho) alcanzó una velocidad máxima de 314 km/h, lo cual no está nada mal. Se acerca así a modelos de tan alto pedigrí como el Ferrari 488 GTB o el Audi R8.

En Motorpasión | Probamos el Aston Martin DBS Superleggera Volante, una bestia de 725 CV y 900 Nm vestida con un traje de alta costura

Temas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *