El error de Aleix visto desde las Ducati de Martín y Zarco

Los dos que mejor presenciaron desde su posición el error de Aleix Espargaró al comenzar la última vuelta del GP de Cataluña fueron Jorge Martín y Johann Zarco, que iban tercero y cuarto  en el momento que el de Aprilia cortó gas al creer equivocadamente que se había acabado la carrera una vuelta antes del final.

El francés dijo después: «Es increíble que Aleix haya cometido ese error al final. Pensé que tenía un problema técnico. Se lo agradezco». Y Martín: «No le voy a decir nada, porque se pondrá malo. Era un buen rival… No sé por qué aquí, en Montmeló, muchos se equivocan al entender lo que es la última vuelta. Vi que a Aleix en las últimas vueltas le estaba patinando mucho la moto. De repente cortó gas, pensaba que se le había roto el motor y cerré un poco el gas en la recta para no darme con él. Estoy satisfecho, este podio me sabe muy bien después de tres carreras difíciles».

Martín se irá directo de Montmeló a Italia, para operarse mañana en la ciudad de Modena del túnel carpiano de la mano derecha, pero antes dejó un mensaje para el Panel de comisarios que lidera Freddie Spencer y a Dirección de Carrera: «Cuando Nakagami perdió el tren delantero yo traté de evitar las caídas.  En Dirección de Carrera tienen que ser más objetivos. No solo aplicar el castigo a unos pilotos y a otros no. A mí me penalizaron por una cosa absurda en Mugello. Hoy, con una gran caída que podría haber sido muy peligrosa, parece que no están dispuestos a tomar cartas en el asunto. Creo que hay que aplicar la misma norma para todos. Tienen que mejorar y tienen que ser más objetivos. Yo tampoco creo que sea un lance de carrera. Creo que deberían haber penalizado a Nakagami ya en Mugello. Ahora sale impune y si no le sancionan va a continuar en esta línea. Ha roto la muñeca a Rins, y el además se ha puesto en una situación de riesgo a sí mismo. Creo que tienen que encontrar un sistema que ayude a la seguridad de los pilotos y sin penalizar esta acción no es la manera».

Deja un comentario