El motor que quiere revolucionar la industria pesa 10 kilos y no usa aceite

El motor de pistones es el diseño básico de los propulsores de combustión interna. Ha ido evolucionando de forma constante desde su invención por Daimler hace más de un siglo, pero su principio básico de funcionamiento sigue siendo el mismo: convertir el movimiento lineal de los pistones en el giro de un eje, que mueve las ruedas de un vehículo. Ha habido infinidad de diseños alternativos, y el diseño de la firma israelí Aquarius Engines promete ser uno de los más revolucionarios: ¡su motor pesa 10 kilos y no necesita aceite!

El diseño se llama Aquarius Two Sided Free Piston Linear Engine (FPLE), y es un motor de funcionamiento muy curioso. Tiene un solo pistón, montado sobre un eje. Ese pistón se desplaza de lado a lado del motor, con un funcionamiento de dos tiempos. El motor prescinde de válvulas, ya que la admisión y escape se lleva a cabo mediante unos puertos situados en el propio eje del pistón. Dos inyectores, uno en cada extremo del motor – que cuenta con dos culatas, pese a tener un solo pistón – se encargan de inyectar el combustible en cada una de las dos cámaras de combustión.

Carece de cigüeñal o tren de válvulas. Solo tiene 20 componentes móviles sujetos a desgaste.

Este motor está diseñado para funcionar con hidrógeno, pero podría, en verdad, quemar cualquier otro tipo de combustible. De hecho, fue inicialmente pensado para quemar gasolina convencional. Lo realmente curioso de este motor es que solamente tiene 20 piezas móviles y carece de lubricación convencional. En vez de tener sus componentes internos bañados en aceite, se mantiene a raya la fricción empleando segmentos de grafito en su pistón y recubriendo de materiales especiales el interior de las cámaras de combustión.

La ausencia de aceite tiene un gran beneficio: se elimina la quema «parásita» de hidrocarburos, y se reducen las emisiones contaminantes del motor. La quema de aceite – y sus emisiones asociadas – fue el clavo en el ataúd de los motores de dos tiempos convencionales. Aquarius Engines afirma que el motor puede funcionar durante 1.000 horas sin necesidad de mantenimiento. Teniendo en cuenta que está diseñado para actuar como extensor de autonomía o generador en coches electrificados, estiman intervalos de mantenimiento en el entorno de los 50.000 km.

Está ideado para funcionar con hidrógeno, pero puede quemar cualquier otro tipo de combustible.

Este propulsor pesará solamente 10 kilogramos y tendrá un tamaño extremadamente compacto, algo necesario en vehículos electrificados donde una gran batería es el elemento más pesado del conjunto, y todo ahorro de peso cuenta. El propulsor se encuentra en su fase final de desarrollo y varios prototipos han sido exitosamente testados por la firma austriaca AVL, contratista de producción de motores para otros fabricantes de vehículos. La genialidad de este motor no solo reside en su uso en el mundo de los coches.

Aquarius Fple Plataforma 2Aquarius Fple Plataforma 2

De hecho, su mayor utilidad podría estar como generador de energía en cualquier lugar remoto, como generador auxiliar en camiones frigoríficos o centros de datos, o incluso como motor para un drone de grandes dimensiones. Por el momento, Aquarius cuenta con un motor en funcionamiento, montado como extensor de autonomía en un coche eléctrico. Si consiguen llegar a acuerdos con fabricantes de coches para su implantación en masa, esta vuelta de tuerca al motor de combustión interna podría tener un brillante futuro. El tiempo lo dirá.

Fuente: Autocar

Deja un comentario