El nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregados

Tras anunciar las nuevas medidas que afectarán a Madrid Central, ahora rebautizado como Madrid 360 por el nuevo gobierno municipal de la capital, el equipo de José Luis Martínez-Almeida ya ha comenzado a desmantelar carriles bici instalados por el gobierno de Manuela Carmena.

El consistorio comenzará por el carril bici situado en la avenida de la Gran Vía de Hortaleza, pero su intención es erradicar otros ya instalados en la capital, tal y como se recogía en el punto 48 del acuerdo de gobierno entre el Partido Popular y Ciudadanos.


Aprovechando las obras de pavimentación de la zona, que comenzaron ayer lunes, el Ayuntamiento eliminará el actual carril bici de esta calle, que sólo circula en dirección a la M-30. Una decisión que aprobarán por la vía de urgencia en pleno, según informa eldiario.es. Actualmente hay dos carriles: el exclusivo para bicicletas, situado a la derecha, mientras que el izquierdo es para el resto de vehículos.

El nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregadosEl nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregados

Según recoge ABC, Martínez-Almeida justifica la eliminación del carril bici por la alta congestión que sufre actualmente este tramo, sobre todo en hora punta, debido que sólo hay un carril para coches y resto de vehículos motorizados. Por su parte, la dirección opuesta, en sentido hacia la M-40, no sufrirá cambios, ya que no hay un carril segregado para ciclistas en esa dirección.

Así, el objetivo de la remodelación es eliminar la mediana que actualmente separa ambos carriles, para reconvertirlo en un ciclo carril donde convivan tanto bicicletas como otros vehículo a motor, que podrán circular sin superar los 30 km/h.

Por el contrario, los carriles bici situados en las calles de Arequipa y Ayacucho, y que desembocan en la Gran Vía de Hortaleza, seguirán en activo pese a que las obras de pavimentación también se efectuarán en estas vías.

Eliminarán carriles bici, pero quieren implantar nuevos

El nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregadosEl nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregados

«No es el único que se va a revertir, habrá más. La mejor forma de garantizar las diferentes formas de movilidad es que puedan coexistir entre ellas», defendía ayer Martínez-Almeida en declaraciones a la prensa tras un desayuno informativo de Nueva Economía Forum y que recoge el diario Público.

Entre los siguientes objetivos está el de reformular los ubicados en los Bulevares, así como el de Puerta Toledo o el que une el barrio de Moratalaz con el Retiro.

En lo que toca a los primeros, el alcalde considera que son peligrosos, al ir entre autobuses y que además «no responde a las necesidades reales de la movilidad ciclista en la ciudad de Madrid», ha declarado según publica diario.es. Además, Martínez-Almeida defiende que apenas es utilizado por ciclistas. Esta revisión también se incluía en el punto 48 del acuerdo de gobierno.

Por otro lado, el consistorio también tiene previsto reconvertir el carril bici de Camino de Vinateros-Mortalaz-Retiro. Las obras de implantación de estos carriles segregados, que supusieron una inversión de 3,5 millones de euros, remodelaron todo el Camino de Vinateros, ampliando las aceras en ambos sentidos y añadiendo un carril bici, que va separado por zonas una zona de estacionamiento con el resto de carriles, por lo que no entraña peligrosidad. Para ello se eliminó uno de los carriles de la vía.

El nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregadosEl nuevo Ayuntamiento de Madrid dice que apuesta por la bici, pero ya ha comenzado a suprimir carriles segregados

Así, se instaló un carril bici de una sola dirección por sentido en el Camino de Vinateros, además de un carril de doble sentido en la avenida de Moratalaz, que cruza la primera. Son dos de las arterias principales de este barrio, donde se mantienen al menos dos carriles en ambos sentidos.

Según publica ABC, para el actual alcalde esta obra fue un absoluto despilfarro de dinero, además de que no responde al interés general de los ciudadanos de la zona. Los datos del consistorio recogen que a la altura de Camino de los Vinateros, sólo circulan una media de 12 ciclistas a la hora. Para remodelar esta zona, el consistorio tiene previsto aprovechar uno de los proyectos de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) de 2020.

Si bien dichos proyectos están sobre la mesa de la alcaldía, la vicealcaldesa Begoña Villacís asegura que terminarán el mandato con más kilómetros de carriles bici de que los que hay en la actualidad. Entre ellos, se contempla abrir uno en el Paseo de la Castellana, atendiendo a las demandas de la asociación Carril Bici Castellana.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, también ha manifestado su compromiso con la bicicleta, asegurando que está dentro de la apuesta del nuevo gobierno municipal, ya que los desplazamientos en este medio suponen el 2 % del tráfico rodado de la capital.

La oposición estudiará si es legal

Madrid Central: todo lo que necesitas saberMadrid Central: todo lo que necesitas saber

Las críticas a la medida no se han hecho esperar por parte de los grupos de la oposición. Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, el partido de la ex-alcaldesa Manuela Carmena, tacha las explicaciones del actual Gobierno de la capital de meras excusas, defendiendo que el modelo de carriles segregados son el futuro de las ciudades.

Además, Maestre ha confirmado que estudiarán si la eliminación o transformación de carriles está dentro de la normativa. Y es que la implantación de carriles bici estaba incluido dentro del Plan A de Calidad del Aire y se hizo a cargo de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), que, por normativa, deben mantenerse un mínimo de cinco años. Fuentes municipales aseguran que la medida es legal, porque se trata de una mera modificación.

Por otro lado, Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica en funciones, también se ha mostrado crítica ante la medida. Mencionando un tuit que la tachaba como propia de los años 70, al devolver espacio a los coches, Ribera aseguraba que ignora las alertas de la Organización Mundial de Salud y que puede provocar una multa a España por parte del Tribunal de Justicia europeo.

Hay que recordar que este verano, tras más de un año de moratoria, la Comisión Europea optó finalmente por denunciar a nuestro país ante el organismo judicial comunitario ante el incumplimiento sistemático de los límites de emisiones. El detonante lo encontramos en el revuelo ocasionado tras la decisión de anular las multas por acceder indebidamente a Madrid Central, pese a que la medida sólo estuvo activa una semana, tras ser tumbada vía judicial.

También se han mostrado críticos colectivos como Pedalibre, que ha dejado claro su rechazo a la media señalando la reconversión de carriles bici como una «regresión inceptable». Una postura que también sostiene la Plataforma en Defensa de Madrid Central: «Somos la única ciudad que deshace carriles bicis. La única ciudad que da pasos hacia atrás», ha defendido Yetta Aguado ante Público.

Por el contrario, según recoge ABC, desde la asociación Bici Por Madrid aseguran que la reversión de la Gran Vía de Hortaleza no afectará a la movilidad de los ciclistas, ya que apenas se circula por este carril bici debido a que normalmente hay vehículos en doble fila.

En Motorpasión | Caos en el tráfico y agentes de movilidad que no saben qué hacer. El intento de acabar con Madrid Central, vivido a pie de calle

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *