El Rimac Nevera destroza al Tesla Model S Plaid en una carrera de aceleración

El Rimac Nevera es el coche de producción más potente y bestial del momento. Este hiperdeportivo eléctrico fabricado por Rimac en Eslovenia desarrolla la tremenda cifra de 1.914 CV de potencia, y es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 1,9 segundos. Es un tiempo inferior al de un Fórmula 1 e inferior al de cualquier vehículo de combustión interna no diseñado para carreras de aceleración. En su reciente tour mundial, el Rimac Nevera logró batirse en una pista de aceleración contra uno de sus rivales más temibles, el Tesla Model S Plaid.

El Tesla Model S Plaid no es un coche precisamente lento. Con sus tres motores, tracción total y 1.020 CV, hace el 0 a 100 km/h en 2,0 segundos y ha demostrado ya en repetidas ocasiones que nadie ofrece una mejor relación prestaciones-precio que esta berlina eléctrica californiana. De hecho, recientemente ha «aniquilado» a un Dodge Challenger SRT Demon, un coche diseñado desde cero como coche dominante en carreras de aceleración. Con respecto al Nevera, el Tesla Model S Plaid ha encontrado la horma de su zapato. No hay nada que pueda hacer ante el hipercoche.

No será el coche más bonito, pero el Rimac Nevera es realmente rompedor a nivel técnico.

Aunque en algunas de las carreras de aceleración el tiempo de reacción del conductor del Rimac ha provocado que el Tesla le aventaje durante los primeros metros del cuarto de milla, la caja de cambios del Rimac y su nivel de potencia hacen imposible que el Tesla llegue a su altura. De hecho, el mejor tiempo del cuarto de milla del Rimac, un 8,641, es un tiempo digno de coches de competición en carreras de aceleración, con potencias claramente superiores a los 1.000 CV. Es una máquina impresionante que marca un antes y un después para el coche eléctrico.

Deja un comentario