El Subaru SVX cumple 30 añitos: ¿conocías de la existencia de este tecnológico Gran Turismo?

Fue el primer Subaru con el extravagante diseño de un Gran Turismo futurista y sí, hablamos del Subaru SVX que entró en producción en julio de 1991. El modelo fue una revolucionaria máquina de conducción de alta tecnología asociada a un potente motor bóxer de seis cilindros y tracción total permanente, lo que lo convirtió en uno de los primeros coches japoneses en superar incluso a los japoneses.

Su éxito se basaba en el visionario concept Subaru Vehicle X (SVX), un concept que tenía como objetivo servir de pilar para un superdeportivo pura sangre, un Gran Turismo rápido, eficiente y cómodo para cuatro pasajeros y largas distancias.

Subaru SVX blanco

Subaru SVX blanco

El prototipo que se presentó en el Salón del Automóvil de Tokio en 1989, causó asombro y entusiasmo al mismo tiempo. Su diseño en forma de cuña se combinaba con un lenguaje de diseño impresionante que recordaba más a un planeador espacial o a un caza a reacción que a un coupé deportivo.

En particular, la estructura del techo, diseñada con el estilo de una cúpula de vidrio abovedada recordaba a la cabina de un avión. En el interior, detalles como una palanca de freno de mano en forma de joystick reforzaban la temática aeronáutica. Las líneas de vanguardia del primer automóvil de ensueño de Subaru se desarrollaron en el estudio del modisto italiano Giorgetto Giugiaro, pero fueron los diseñadores de Subaru Tetsuya Hayashi e Hiroshi Sarukawa los que prepararon el Gran Turismo para la producción en serie.

Subaru SVX blanco trasera

Subaru SVX blanco trasera

El modelo contaba con unos faros innovadores que reemplazaron a los «anticuados» faros emergentes. El motor de gasolina bóxer de seis cilindros de 3.3 litros, 24 válvulas y cuatro árboles de levas generaba 169 kW / 230 CV. El motor proporcionaba 309 Nm de par, todo un punto de referencia en este segmento en 1991.

Esta mecánica permitía al modelo alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h poniendo al modelo incluso al nivel de algunos atletas europeos de doce cilindros. El Subaru SVX también estableció nuevos estándares en el apartado de eficiencia, como lo indicaba su consumo oficial de tan solo 7.4 litros a los 100 km con el estándar RREG 80/1268.

En términos de alta tecnología, la tracción total simétrica típica de la marca se implementó con una nueva distribución de par variable (VTD), un sistema que distribuía el par de manera variable a las cuatro ruedas motrices.

La transmisión automática ACT4 controlada electrónicamente con varios programas de cambios también era uno de los aspectos destacados, sin olvidar la dirección a las cuatro ruedas disponible en algunos mercados, que la mayoría de las marcas premium occidentales no introdujeron hasta 20 años después.

De serie el modelo cumplía con su propósito de Gran Turismo e incluía equipamiento de confort como el aire acondicionado automático, el techo corredizo eléctrico o los asientos deportivos con ajuste eléctrico que opcionalmente podían estar tapizados en cuero.

Con su silueta plana y su púlpito de vidrio, el rápido Subaru SVX sigue siendo un ícono del diseño en la actualidad, con alrededor de 25.000 unidades producidas en diciembre de 1996.

Solo 854 unidades se vendieron en mercados como el alemán, uno de los más importantes para el fabricante a nivel europeo por aquella época.

¿Es candidato a coche clásico o no?

Fuente | Subaru

Deja un comentario