El Toyota 8 no gana sin Alonso

Estaba en juego la primera victoria de una temporada que arrancaba con un gran ausente: Fernando Alonso. El español, después de conquistar el Mundial de Resistencia en el último curso, se borró de la lista de inscritos para afrontar nuevos desafíos y en su ausencia ha sido el coche número 7 quien ha comenzado el año por todo lo alto alto. El monoplaza de Conway, Kobayashi y ‘Pechito’, que arrancaba desde la pole, ha estrenado el medallero de la octava temporada del WEC y lo ha hecho cumpliendo con la estrategia del fabricante japonés.

Al igual que en el curso anterior, el de 2018, Toyota ha dejado luchar con total libertad a sus dos coches hasta la llegada del último stint. A partir de ese punto el equipo nipón ha pedido que se mantuviesen las posiciones para evitar problemas y puesto a que ha sido el coche número 7 quien hacía de ‘número 1’ sobre el asfalto de Silverstone en ese momento, la historia ha tenido el mismo final pero no los mismos protagonistas. Aunque hubiese sido imposible repetirlos ya que el número 8 ahora tiene ahora a Hartley formando equipo junto a Buemi y Nakagami.

El nuevo fichaje de Toyota llegó a rodar en cabeza junto al TS050 en una primera parte donde la lluvia visitó al trazado británico. Ambos Toyota apostaron por no cambiar neumáticos en esas condiciones pese a la estrategia de los Rebellion, que ocupaban la tercera cuarta posición, y tan sólo media hora después del chaparrón fue cuando Kobayashi dejó sin liderato a Hartley, para comenzar a abrir una brecha que a final de carrera le fue suficiente para ver en primer lugar la bandera a cuadros de un fin de semana donde hubo otro nombre propio: Anthoine Hubert.

ACCIONA Movilidad - Motos eléctricas motosharing

El francés, que perdió la vida durante la primera carrera de la Fórmula 2 en Spa, fue recordado antes de la carrera con un minuto de silencio y de esa forma estuvo muy presente en la cita inaugural de un Mundial de Resistencia donde el Rebellion número 1, con Senna, Menezes y Nato al volante, completó el podio de un certamen que vuelve por donde lo dejó: con Toyota en lo más alto.

Deja un comentario