El Volkswagen Polo R tiene muy buena pinta, pero tendremos que conformarnos con un GTI

Recientemente conocimos el lavado de cara de la actual generación del Volkswagen Polo y, como ya habrás podido comprobar a estas alturas, el diseño, las tecnologías y la matriz de equipamiento del superventas se han actualizado ampliamente. A nivel mecánico, el nuevo Polo llegará con motores de gasolina, con abanicos de potencia de 87 a 207 CV.

La versión de acceso serrá un 1.0 MPI tricilíndrico con 80 CV (59 kW), seguido del 1.0 TSI con 95 CV (70 kW), ambos asociados a una caja manual de cinco relaciones. Les sigue el TSI 1.0 con 110 CV (81 kW), asociado a una caja manual de seis velocidades o un DSG de siete relaciones. Previsiblemente, culminará la gama el Polo GTI.

Este estará equipado con el bloque de cuatro cilindros y 2.0 litros turboalimentado con 207 CV (147 kW). Podría ofrecerse con caja manual de seis relaciones o DSG de siete. Lo que está claro es que no veremos un Volkswagen Polo R, algo con lo que no estamos en absoluto de acuerdo. Por suerte, X-Tomi Design nos hace soñar con cómo se vería esta supuesta variante de alto rendimiento.

El Polo R de las representaciones luce un nuevo paragolpes delantero con enormes tomas de aire laterales y una nueva sección central. Tiene un spoiler más grande en la parte trasera, llantas de generosas dimensiones y un acabado de pintura de dos tonos que combina el azul mate como color dominante con el negro, empleado para el techo y las tapas de los espejos laterales ¿Qué os parece?


Deja un comentario