«Es lo que hay, somos muy lentos»

En las últimas dos carreras, Verstappen adelantó a Hamilton en la pista pero acabó segundo, tras el inglés. Mercedes desequilibra el pulso de gigantes con Red Bull con un monoplaza superior en carrera, basta con apuntar los tres podios ‘fáciles’ de Bottas en cuatro grandes premios mientras Pérez aún no ha pasado del cuarto puesto. El neerlandés fue claro al terminar la carrera: «Es lo que hay, somos demasiado lentos y no hay mucho más que decir, necesito un coche más rápido para evitar esta clase de situaciones».

Se refiere a la presión extrema de Lewis, que acosó al RB16B en distancia de DRS durante el primer ‘stint’ completo y después se permitió hacer una parada extra para cazarle al final de la carrera con neumáticos más jóvenes. Red Bull no quiso cubrirse y entregó el liderato al final, y Christian Horner, jefe del equipo, aún lo justifica: «Difícil tomar la decisión de parar en la vuelta 42 cuando eres el líder, la posición en esta pista es clave y la predicción te dice que es suficiente. Pero da igual lo que hubiéramos hecho, tenían un coche más rápido en este circuito».

La petición de Verstappen puede invitar a los austriacos a buscar más prestaciones mediante evoluciones aerodinámicas que serán efectivas en 2021, pero tendrán un impacto en el desarrollo del coche de 2022. Toto Wolff, al frente de Mercedes, es consciente: «Habrá que ir al extremo para equilibrar la temporada 2021 con 2022. Es una lucha de gigantes, y todavía pienso que no tenemos el ritmo que deberíamos el sábado. Pero somos rápidos los domingos, y me encanta».

La emoción de asistir a grandes premios que se deciden en las últimas vueltas no debe esconder una evidencia: el W12 es el mejor coche de esta parrilla porque ha ganado todos los duelos directos cuando se han puesto sobre la mesa las prestaciones del monoplaza, y no la genialidad puntual de los pilotos. Verstappen adelantó en tres salidas y brilla en clasificación, pero Hamilton es el más fuerte en cuanto el pelotón coge ritmo.

A pesar de eso, la semana que viene en el GP de Mónaco (22 de mayo) el máximo favorito es Red Bull: el trazado de Montecarlo es equiparable al último sector de Montmeló, de curvas lentas, y ahí se destacó el coche energético. Influye menos la diferencia de potencia entre Mercedes y Honda, leve pero existente. Horner recoge el guante: «El tercer sector es indicativo de Mónaco, pero con este coche debemos ser competitivos en todas las carreras. Allí debemos batir a Mercedes, pero sabemos que será muy difícil». Necesitan aire en el Principado para aguantar en pie contra Mercedes, ahora que el campeonato empieza a torcerse. Hay 13 puntos de diferencia entre Hamilton y Verstappen.

Deja un comentario