Este BMW M1 de LEGO es el candidato ideal para tu próximo regalo de cumpleaños

Corría el año 1978 cuando la 64ª edición del Salón del Automóvil de París abrió sus puertas para desvelar al mundo uno de los modelos más pintorescos que ha fabricado BMW a lo largo de toda su historia: el BMW M1. Han pasado nada menos que cuatro décadas desde aquél entonces, pero muchos todavía recuerdan aquél momento.

Junto al BMW 2800 CS presentado diez años antes, representaba la época dorada de la firma bávara, tanto en la carretera como en el circuito. La exposición de BMW Motorsport GmbH en la cita germana acogía a toda una estrella vestida de blanco, un nuevo modelo extremadamente dinámico y extraordinariamente bajo (1.140 mm) que dejaba muy claro a simple vista cuál era el deportivo alemán más rápido en la carretera.

Con un diseño atemporal y una gran tradición en el deporte del motor, era, sin duda alguna, uno de los modelos más bonitos de la década de 1970. Fue diseñado partiendo del BMW turbo con puertas de «alas de gaviota» creado en 1972 por el diseñador de BMW Paul Bracq. Tomando como base ese diseño, Giorgio Giugiaro creó el perfil afilado del M1, con sus peculiares y rasgadas aristas y esquinas.

Curiosamente, heredaba su motor del BMW 3.0 CSL, el que fue el primer producto que salió de la recién creada filial deportiva de la marca bávara BMW Motorsport en 1973. Aunque este es considerado como el padre de todos los modelos “M”, el primer coche de calle de la división deportiva bávara fue el mítico BMW M1.

Hoy en día es difícil tener en tus manos un BMW M1 real, excepto si tienes un montón de dinero en efectivo que puedas invertir en un ejemplar restaurado y bien conservado. Sin embargo, la última creación de LEGO Ideas te da la oportunidad de fabricar uno tú mismo. No es tan especial como el modelo original, pero oye, tampoco tiene mala pinta.

Creado por el usuario TOMOELL, con un poco de ayuda este BMW M1 podría convertirse en una realidad si se alcanzan las 10.000 peticiones que LEGO Ideas pide para sus proyectos. Es más, podríamos disfrutar no solo de un BMW M1, sino de dos: una versión clásica en colo naranja y una versión de competición que luce la librea de BMW M1.

Ambas versiones usan alrededor de 1.000 piezas de ladrillos LEGO y tienen funciones de lo más realista, como puertas y capó que se pueden abrir, la dirección móvil o las luces. Incluso se puede quitar toda la parte superior del vehículo, dejando por separado el chasis con los asientos y el motor.

Galería de imágenes



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *