Este brutal Porsche 911 Turbo S puede alcanzar la friolera de 1.600 CV

Hay coches cuyas líneas sencillamente son magistrales y pueden ser reconocidos por cualquier persona. Estas siluetas son tan perfectas que apenas han cambiado desde su salida al mercado, como en el caso del Porsche 911 Turbo S. El 911 quizá sea uno de los automóviles más fácilmente reconocibles del planeta.

Aunque hay gente que protesta con el continuismo excesivo, hay una cosa clara en los negocios, si algo funciona, no lo cambies. Recientemente Porsche nos ha presentado el nueveonce Turbo S de nueva generación, sin embargo, ES Motors acaba de completar un proyecto basado en su predecesor.

[embedded content][embedded content]

Recordemos que, de serie, el motor 3.8 bóxer de seis cilindros desarrolla una potencia de 580 CV, lo que le permite llegar hasta los 330 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Sin embargo, eso son nimiedades comparado con lo que es capaz de ofrecer el paquete ES1200+ del especialista.

En el caso de la nueva generación, esta cuenta con un nuevo motor bóxer de 3.8 litros con dos turbocompresores VTG de geometría variable. Tiene una potencia de 650 CV (478 kW), lo que supone 70 CV (51 kW) más que su antecesor. El par máximo es ahora de 800 Nm  (incremento de 50 Nm).

El Porsche 911 Turbo S de ES Motors duplica la potencia original

Como podemos ver en el vídeo de Gassed, durante la primera prueba en el banco de potencia el 911 Turbo S produjo más de 1.100 CV, mientras que en la segunda la cifra se incrementó hasta unos nada despreciables 1.033 CV gracias a un impulso adicional marcado en los turbocompresores.

En la tercera prueba ya nos movemos en cifras del Bugatti Veyron Super Sport con más de 1.200 CV. Si se emplea combustible de carreras con mayor octanaje, el automóvil desarrolla unos extraordinarios 1.355 CV. Es más, el youtuber señala que hay dos ajustes de la ECU adicionales que no se probaron. Teóricamente este Turbo S alcanza los 1.600 CV.

Deja un comentario