Este Emilia GT Veloce devuelve a la vida al clásico Giulia GTV: con 510 CV ha nacido para el puro disfrute

Entre coches eléctricos y duras exigencias medioambientales, aún queda espacio de deleite petrolhead con los tan hoy en boga restomods. Y el último capítulo lo escribe este Emilia GT Veloce, que viene a resucitar al mítico Alfa Romeo Giulia GT Veloce, o GTV.

Es la firma alemana Emilia Auto la que ha tenido a bien devolver a la vida esta variante deportiva del Giulia presentada en 1963. No es la única. Por ejemplo Kimera Automobili ha hecho lo propio con el Lancia 037 en su EVO37. Y como en éste no hay electrificación de por medio como sí ocurre con otras propuestas restmod como precisamente este Giulia GTe.

Además, no tendremos que esperar mucho para ver su versión definitiva: el inicio de su producción está fijado para 2022 y las primeras entregas programadas para finales de ese mismo año.

Solo 22 unidades del Emilia GT Veloce verán la luz y no serán baratas: el especialista germano ya ha adelantando que su precio rondará los 400.000 euros con impuestos ya incluidos.

Con el V6 del Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

Emilia GT Veloce 2022 restomod Emilia GT Veloce 2022 restomod

Este Emilia GT Veloce mide 4,00 m de largo, 1,86 m de ancho y 1,34 m de alto, siendo su distancia entre ejes de 2.400 mm. A nivel estético, bebe del diseño del Alfa Romeo Giulia GTV, aunque con ligeros ajustes.

Por ejemplo, el uso de materiales como la fibra de carbono, presente en numerosos elementos de la carrocería, o un capó más voluminoso para acoger el generoso motor que le da vida.

Y es que el Emilia GT Veloce se mueve gracias al mismo propulsor que monta el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio: un bloque V6 biturbo de 2.9 litros que rinde 510 CV de potencia y 600 Nm de par máximo.

En el menú encontramos igualmente la caja de cambios secuencial ZF de ocho velocidades, que transmite toda la fuerza al eje trasero. Pero también una suspensión ajustable, un diferencial autoblocante trasero o unos frenos Brembo con pinzas de seis pistones delante y cuatro atrás y discos ventilados de 360 mm y 350 mm respectivamente.

Por su parte el interior si bien también mantiene el diseño clásico en los paneles del salpicadero, la instrumentación o el túnel central, también va aderezado con unos baquets deportivos Recaro revestidos en cuero o disfruta de bondades que no equipaba el original como el aire acondicionado.

No obstante, Emilia Auto señala que su principal objetivo de atar en corto lo máximo posible el peso de su GT Veloce, que promete ser menor a 1.250 kg. Por eso es biplaza, pues se ha eliminado la segunda fila de asientos, y además presumen de haber limitado las novedades tecnológicas al mínimo porque «todo gramo cuenta».

No encontraremos por tanto sistemas de asistencia como el control de crucero. De hecho se vanaglorian de ello: «Sin Autopilot. Solo para buenas manos«. Así, contará con lo mínimo indispensable para poder homologarse en Europa. Pasión pura.

Fotos: Emilia Auto.

En Motorpasión | Probamos el SEAT 850 Coupé: por el simple placer de viajar sin prisas en el tiempo hasta el año 1967 | El Audi Quattro Spyder es el antepasado del Audi R8 y esta es su historia

Deja un comentario