Este Mercedes-AMG G63 luce discreto, pero esconde más de 950 CV y 1.278 Nm de par

Que el Mercedes-AMG G63 es el protagonista habitual de nuestra sección de preparaciones no es ninguna novedad, pues este gigantesco todoterreno tiene todas las papeletas para ser modificado, ya que tanto su imponente estética como su potente motor son fáciles de resaltar sin necesidad de invertir grandes esfuerzos.

Poco a poco el G63 AMG se ha convertido en todo un icono de culto entre los todoterrenos de alto rendimiento en virtud de las tres letras mágicas que conforman su apellido y, tras pasar por las manos de Posaidon, el conjunto promete ser cualquier cosa menos racional. De hecho, este preparador presume de gran reputación con los modelos de la estrella.

El especialista del mercado de accesorios del automóvil ha optado por mantener prácticamente intacta la estética del modelo, pero bajo el capó ha exprimido al máximo las posibilidades del poderoso bloque V8 de 4.0 litros para elevar las cifras de potencia hasta unos salvajes 953 CV y 1.278 Nm de par máximo.

Para exprimir tanta potencia del V8, Posaidon ha cambiado los turbocompresores originales por un par personalizado, al tiempo que ha instalado un nuevo sistema de escape. De la misma forma, se han optimizado las culatas, la admisión y la refrigeración, instalando un tanque adicional para alimentar el sistema de inyección de agua/metanol en el maletero.

A nivel estético, encontramos un capó modificado con entradas de aire de fibra de carbono, iluminación auxiliar sobre el techo, nuevos escapes y un alerón sobre el techo.

Ponen la guinda del pastel las modificaciones en la ECU, con una velocidad máxima limitada a 280 km/h. Como una gran potencia conlleva una gran responsabilidad, Posaidon también ha equipado el G63 con un juego de discos carbocerámicos para ambos ejes que mejoran la frenada y reducen el peso del conjunto.

Galería de imágenes


Deja un comentario