Este vídeo evidencia por qué las plazas traseras del Tesla Model Y podrían ser un peligro para los adulto

Las críticas al Tesla Model Y continúan proliferando. Tras ver cómo algunas unidades del SUV eléctrico se quedaban sin calefacción en pleno invierno y otras, incluso, perdían el techo en plena autovía, ahora las quejas recaen sobre las plazas traseras del Model Y.

Tesla anuncia en su web que el Model Y «es suficientemente espacioso para llevar siete adultos y su equipo»; sin embargo, un vídeo e imágenes publicadas en Twitter por un usuario de este modelo muestran no solo que el espacio de las dos últimas plazas no es apto para adultos, sino que puede ser hasta peligroso.

Y es que en las instantáneas mostradas en la mencionada red social se puede aprecia cómo la cabeza de los pasajeros (1,70 m de altura en el caso de las mujeres y 1,80 m en el caso de los hombres) sobresale por encima de la viga del pilar C donde comienza el portón del maletero.

Tal y como explican las protagonistas en el vídeo, este diseño de fabricación supone un grave peligro para los pasajeros pues, en caso de frenazo brusco, el impacto de la cabeza contra la estructura está asegurado y las consecuencias podrían ser fatales.

La parte saliente de esta viga horizontal parece atenuarse al cerrar el portón del maletero, entre otras cosas porque obliga a los pasajeros a doblar el cuello para agachar la cabeza, pero se aprecia cómo permanece siendo elemento de riesgo en el interior.

Model Plazas Traseras Model Plazas Traseras Imagen: Twitter (@laque_tess)

Es peligroso, pero también legal y hay precedentes

Por su parte, el autor del tweet se pregunta cómo esta disposición puede ser incluso legal, pero lo cierto es que, sin ser una justificación, el Tesla Model Y no es el único modelo que oferta una habitabilidad paupérrima en sus plazas traseras.

Algunos ejemplos podrían ser los Mercedes SL, Ferrari California y Portofino o Lexus SC 430, aunque si hay otro modelo que nos ha dejado imágenes similares es el Audi TT.

El Tesla Model Y es otro reflejo, por tanto, de que no siempre un coche que se oferte con siete plazas es un verdadero vehículo de siete plazas. Los fabricantes siguen jugando con este reclamo para atraer a su clientela, en algunos casos parece que incluso sin pararse a valorar la seguridad real de sus ocupantes.

El SUV eléctrico de Tesla estrenó recientemente nueva versión de acceso con siete asientos como opción por 3.000 dólares para toda la gama, a excepción del Tesla Model Y Performance. Una tercera fila con «entrada fácil», según Tesla, pero que parece quedar reservada para niños muy a pesar de la firma californiana.

En Motorpasión | Los coches híbridos enchufables triplican sus ventas en 2020 y los eléctricos suben casi un 80 %

Deja un comentario