«Feliz por McLaren… pero este es el peor resultado posible»

McLaren volaba en Monza, adelantaba a los Mercedes, le ponía las cosas difíciles a Hamilton y luchaba por la victoria sin tener que confiar en agentes externos. Pero no fue este domingo, sino hace un año, en el GP de Italia de 2020, cuando Carlos Sainz estuvo a punto de ganar su primera carrera como piloto de F1. Clasificó tercero, marchó segundo tras el inglés durante buena parte de la prueba y sólo el explosivo cóctel de un coche de seguridad, ‘pit-lane’ cerrado y bandera roja le hizo perder posiciones, y le obligó a remontar para acabar con la plata, a menos de un segundo de Gasly.

Aquel día, el MCL35 no venció por muy poco. Ahora, en el mismo circuito pero doce meses más tarde, el MCL35M pilotado por Ricciardo celebró la victoria en el GP de Italia de 2021 e interrumpió la sequía del fabricante, que no vencía desde Brasil 2012. Alegría inmensa de Tom Stallard, ex ingeniero de carrera de Sainz y ahora del australiano. De Andreas Seidl, el jefe del equipo y artífice de su cambio de tendencia. De Zak Brown, CEO en el podio. De Charlotte Sefton, la jefa de prensa. De José Manuel López, ingeniero de ‘performance’ de Norris, quien certificó el doblete. De tantos y tantos amigos que dejó Sainz en Woking. Con un año de retraso, ¿no, Carlos? «Pues yo también lo estaba pensando», reconoció el madrileño a AS.

«Este domingo tuvieron un ritmo impresionante, a lo largo de todo el fin de semana, desde la salida vimos que eran capaces de luchar por el podio. Había incluso más ritmo del que tuvimos el año pasado, que era bueno, pero no tanto. La combinación de una buena salida y un buen ritmo les sirvió para completar un fin de semana sólido. Les doy la enhorabuena, es un equipo que, como sabes, aprecio mucho. Estoy feliz, de alguna manera, por el que fue mi equipo de ingenieros y por un equipo con el que trabajé muy duro, y con el que vivimos momentos duros», comentó el piloto de Ferrari, que fue sexto y marcha séptimo en el campeonato.

El problema para el equipo de Maranello, que McLaren se escapa en la clasificación de constructores con el tercer puesto por detrás de Mercedes y Red Bull: «Es bonito ver a un equipo histórico como McLaren volver a ganar. Pero desafortunadamente, peleamos con ellos por el tercer puesto en el campeonato de constructores y este es el peor resultado posible (se ríe). Pero siguen a nuestro alcance, han aprovechado la oportunidad y enhorabuena. Intentaremos acercarnos en Rusia». Una semana de descanso para la F1 antes de viajar a Sochi.

Deja un comentario