General Motors abandona por completo Rusia: Despide a todos los empleados

Ya es oficial, General Motors abandona de manera definitiva el mercado ruso. Tras varias semanas de incertidumbre finalmente el gigante estadounidense ha decidido cesar de manera permanente su actividad en Rusia, enviando a los concesionarios una carta con todos los detalles.

A pesar del cese de la producción local, lo cierto es que la salida de General Motors no provocará problemas importantes en este país y tampoco será una pérdida de volumen grande para la empresa pues actualmente solo comercializaban los Chevrolet Tahoe y Cadillac Escalade ensamblados localmente más algunas unidades importadas de los Cadillac XT4, XT5 y XT6, y los Chevrolet Trailblazer.

Los Chevrolet Spark, Nexia y Cobalt se producen en países cercanos como Uzbequistán o Kazajistán y posteriormente eran enviados a Rusia gracias a los acuerdos comerciales

General Motors ya tenía intención de reducir a mínimos su actividad en Rusia debido a unas ventas pobres que no justificaban seguir produciendo localmente. Ni siquiera el acuerdo con Lada para la producción del Niva ha sido definitiva, devolviendo a la firma rusa hace unos meses todo el control del nombre y su producción.


Chevrolet ha tenido unas ventas relativamente buenas en los últimos años pero esto no implica que haya sido rentable para la empresa. Muchos de los vehículos han sido producidos en países de la región pero al moverse en la parte baja del mercado los precios tienen que ser muy agresivos, dejando unos márgenes muy pobres.

La mala relación entre Estados Unidos y Rusia tampoco ha ayudado a la venta de vehículos de alto precio como los Cadillac Escalade o Chevrolet Tahoe, con matriculaciones muy limitadas. Basta decir que en los primeros tres meses del año solo se han vendido 428 unidades, un dato muy bajo e insignificante.

El aviso oficial del cese de actividad además vendrá forzado por la paralización total de los suministros (el gigante se desentiende de este mercado) y no pagará ningún tipo de indemnización a los concesionarios por su salida abrupta, algo que afectará mucho a las cuentas de los mismos teniendo presente que hace poco tuvieron que actualizar la imagen de las tiendas.

Por todo esto, desde esta semana será poco posible adquirir un Chevrolet o Cadillac con garantía oficial en Rusia, no así en otros países de la región como la propia Ucrania o Kazajistán, mercados en los que sí seguirá estando presente con la mayor normalidad posible.

Deja un comentario