Gresini continúa grave pero con señales de mejoría

El expiloto italiano Fausto Gresini, director del equipo Gresini Racing de MotoGP y hospitalizado por coronavirus, sigue en estado «grave» pero da señales de mejoría que han permitido reducir su sedación, según un comunicado facilitado este sábado por Gresini Racing.

«Las condiciones clínicas de Fausto Gresini siguen graves, pero estables. Es todavía necesario mantener una respiración controlada por la máquina para garantizar una buena oxigenación de la sangre. La estabilidad clínica ha permitido, en todo caso, limitar la sedación y mantenerle consciente», aseguró el doctor Nicola Cilloni, según el comunicado.

«Es muy luchador y colaborador y esto ayuda mucho en la gestión de la enfermedad. Más allá de la respiración, todos los demás órganos funcionan», agregó. El excampeón del mundo de 125cc (1985 y 1987), que cumplirá 60 años el próximo 23 de enero, dio positivo en COVID-19 poco antes de las vacaciones navideñas y, tras pasar un periodo inicial de aislamiento en su domicilio, ingresó el 27 de diciembre en el hospital Santa Maria della Scaletta, en Imola.

Pocos días después fue trasladado al centro especializado Maggiore Carlo Alberto Pizzardi de Bolonia, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos con niveles muy bajos de saturación de oxígeno en la sangre, fue inducido a un coma farmacológico y recibió una intubación endotraqueal para ayudar a la oxigenación de los órganos, según se informó entonces.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: