«Hamilton lograba en dos vueltas lo que Rosberg hacia en 1000»

117 podios, 75 victorias, 72 poles position, 41 vueltas rápidas… Estos son algunos de los sobresalientes registros que Lewis Hamilton ha conseguido en los 158 grandes premios que ha disputado hasta la fecha en el Mundial de Fórmula 1 al volante de una flecha de plata, si bien por encima de cualquier estadística sobresalen los seis títulos que ha ganado con Mercedes que le han permitido igualar a Michael Schumacher como el piloto más laureado de la historia del Gran Circo.

Ocho años llenos de éxitos que James Vowles ha querido repasar en el podcast ‘Beyond The Grid’. El jefe de estrategia de la escudería de Brackley rememora que algunas voces del paddock llegaron a calificar a Hamilton como un mercenario por abandonar McLaren y embarcarse en el proyecto del condado de Northamptonshire (Reino Unido), así como destaca la madurez que ha ido adquiriendo cada temporada hasta convertirse en uno de los participantes más calculadores y precisos de la parrilla.

«Hamilton lograba en dos vueltas lo que Rosberg hacia en mil»

«Cuando se unió a nosotros era un mercenario. Llegó aquí para ganar carreras y ese deseo de victoria no se ha apagado. Eso sí, se dio cuenta de que hay que ganar como equipo y al ser un hombre de equipo se ha convertido en el piloto más exitoso de la historia. Un piloto no puede hacerlo él sólo, es una persona muy diferente ahora mismo que cuando llegó. Cuando llegó en 2013 siempre iba al máximo, pero a medida que ha ganado experiencia, ha aprendido cuándo es el momento de ser conservador y cuándo toca ir al límite. Al comienzo su deseo de ganar se veía en su forma de pilotaje. Con el paso de los años, ha empezado a ser más calculador y desde la primera vuelta está pensando en el campeonato y en cuidar el coche y los neumáticos. Sus formas de afrontar el fin de semana y de pensar en el coche ahora son más limpias y más clínicas», puntualiza Vowles.

Por otro lado, el ingeniero de Felbridge evoca la sorpresa que se llevó hace un lustro cuando Toto Wolff le anunció en su despacho la decisión de Nico Rosberg de retirarse después de ganar el campeonato, al tiempo que precisa que el alemán necesitaba dar muchas más vueltas para igualar el nivel de Lewis: «Si le dieras 1000 vueltas a Nico, poco a poco conseguiría un rendimiento extraordinario. Si le das dos vueltas a Lewis, él hace lo mismo inmediatamente. Nico brillaba cuando se le daba tiempo y cuando comprendía lo que su compañero de equipo hacía. Toto nos llamó a su despacho. No sabíamos qué esperar. Pero si Toto nos hubiera pedido que adivináramos de qué se trataba, no habría acertado. Fue un momento muy extraño. Incluso hoy es difícil entender por qué eligió irse. Porque incluso asumiendo que no volvería a ganar a Lewis, tenía un buen coche, ganaría carreras y formaría parte de un equipo que hizo un gran trabajo».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: