Hamilton pierde en los tribunales

Lewis Hamilton está acostumbrado a ganar en la pista, pero fuera de ella es otra cosa. Ahí tiene que saber encajar una derrota, como la que ha tenido en los tribunales por un litigio con la marca de relojes suiza con su mismo apellido. La compañía de abogados que representa al piloto británico, 44IP, abrió hace tres años una batalla legal contra Hamilton International para evitar que registrase y explotase una marca del mismo nombre que el ya heptacampeón de F1 y la han perdido.

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea ha fallado en favor de la compañía relojera, rechazando así la reclamación de los abogados de Lewis porque aseguran «no encontrar mala fe» en las actuaciones de la marca. Además, añaden que la empresa comprada por The Swatch Group en 2003 lleva utilizando su nombre, Hamilton International, desde su creación en 1892, cuando se establecieron en Lancaster, Pensilvania.

El veredicto de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea:

ACCIONA Movilidad - Motos eléctricas motosharing

El argumento relacionado con los derechos de propiedad intelectual del piloto de carreras ‘Lewis Hamilton’ falla. La marca impugnada consiste únicamente en una palabra, ‘HAMILTON’, y no ‘LEWIS HAMILTON’. Es un apellido bastante común en los países de habla inglesa. No existe un derecho natural para que una persona tenga su propio nombre registrado como marca, cuando eso infringiría los derechos de terceros.

Incluso el solicitante de la anulación aceptó explícitamente que la marca impugnada ‘HAMILTON’ se había utilizado desde 1892, es decir, incluso antes de la fecha de nacimiento de ‘Lewis Hamilton’ como persona física. No se puede encontrar mala fe por parte del propietario de la marca comercial de la UE. De hecho, el propietario de la marca comercial de la UE demostró una importante actividad económica en el campo de la relojería desde 1892.

Deja un comentario