Jerez, la gran baza de Honda

Ni el cambio más radical de su moto hace que Honda retome el vuelo de manera definitiva. Desde 2020, la marca del ala dorada ha sido una verdadera montaña rusa en cuanto a resultados. A finales del curso pasado se veía la luz al final del túnel, pero una recaída de Márquez en su visión doble volvía a sembrar el caos en el box naranja de la marca. La historia se repitió hace escasas semanas, cuando el de Cervera protagonizó un highside escalofriante en Indonesia, haciendo que se perdiera la carrera en Mandalika y la de Argentina, al volver a la diplopía. Para entonces, ya no quedaba ni un ápice de lo que HRC mostró en la pretemporada. Entonces, mientras Yamaha y Ducati parecían no avanzar, la RC213V resurgía como una de las más fuertes de la parrilla.

Parecía el momento de volver al sitio que les correspondía, sin embargo, tan solo les dio pie a un tercer puesto en Qatar con Pol Espargaró. La crisis se volvió a asentar junto a todos los pilotos de Honda, quienes siguen reclamando mejoras a Japón, sin acabar de entender qué sucede ene sus prototipos para perder el potencial que tuvieron en los test de invierno. Después de un inicio muy frustrante de año, Jerez será su gran baza para salir adelante. Al menos, si quieren seguir optando a esa lucha por el Mundial. Y está difícil, aunque el calendario más largo de la historia en MotoGP (con 21 carreras), todavía les da algo de esperanza. Por el momento, Honda es la última marca de la parrilla tras el despegue de Aprilia (con Ducati líder a 62 puntos) y el Repsol Honda marcha en octava plaza, a 54 puntos del Suzuki Ecstar.

El objetivo sigue siendo la Triple Corona y, aunque parezca utópico, el Mundial de pilotos es, ahora, su mayor oportunidad. Pese a perderse dos carreras, Marc Márquez es undécimo a 38 puntos de Quartararo y Rins. Un punto más por debajo está Pol Espargaró, con las mismas opciones que su compañero de equipo. Pero, para poder luchar, necesitan cambios. Se necesita la llegada de nuevas piezas desde la fábrica que le puedan dar ese extra de potencial que necesitan para ser más competitivos, porque como ya dijo Márquez en Portimao, ahora no están para luchar por victorias. Ninguno de los pilotos Honda se siente cómodo con el prototipo y deben poner solución de inmediato, mientras las otras marcas despegan con la llegada del Mundial a Europa.

Juegan en casa

Jerez puede ser la gran oportunidad de HRC. Y no solo por la carrera, si no por los primeros test de temporada que disputarán el lunes (en principio, con mejoras que llegan desde Japón). Históricamente es un circuito donde siempre se han conseguido buenos resultados. Estuvieron ausentes en 2020 y 2021, pero hasta entonces, la marca del ala dorada siempre se había subido al podio ante la afición española (con la excepción de los años 2000 y 2005). Entre estos logros, Marc asesora 2 victorias en MotoGP, 4 segundos puestos (3 en MotoGP y 1 en Moto2) y 2 terceros (1 en MotoGP y otro en 125cc). Además, el regreso del público a las gradas será otro gran incentivo para dar espectáculo en pista.

«Estoy contento por llegar a Jerez y ver a los aficionados españoles. Es un circuito muy especial para correr, no sólo por su historia, sino también por el ambiente que se respira el día de la carrera; después de algunos años difíciles, espero que todos los aficionados puedan venir a disfrutar.», comentaba Márquez, que no olvida la decepcionante carrera en Portugal. «Para nosotros será un fin de semana importante para seguir mejorando y acercarnos a la cabeza. Portimao fue un Gran Premio complicado, así que espero que en Jerez todo sea más sencillo y podamos trabajar bien durante el fin de semana para luchar el domingo».

Al otro lado del box, Pol Espargaró comparte las mismas sensaciones con su compañero. La motivación está en quitarse esa espinita de la pasada carrera y nada mejor como hacerlo ante su público, jugando en casa: «Lo mejor después de una carrera dura es volver a correr, así que estoy contento de que lleguemos directamente a Jerez. Tenemos que entender cuál es nuestra situación y trabajar para superarla, para mostrar la velocidad que teníamos antes de empezar el año. Es genial volver a España y espero que el domingo corramos ante el público como antes, porque esto es algo que hace que Jerez sea realmente especial. Vamos a trabajar duro este fin de semana para demostrar lo que podemos hacer, tengo plena fe en mi equipo y en HRC para sacar nuestro potencial».

Deja un comentario