¡Joya a la venta! Te gustaría tener este BRABUS 190E 3.6S Lightweight en tu garaje

Ya sabéis que BRABUS es un preparador alemán de gran prestigio especializado en Mercedes-Benz, desde deportivos modernos de alto rendimiento hasta clásicos como el BRABUS 190E 3.6S Lightweight. En su catálogo podemos encontrar una larga lista de creaciones para todos los gustos (aunque no para todos los bolsillos).

Desde su fundación en 1977 ha traído al mundo numerosas transformaciones realmente interesantes, como es el caso de este BRABUS 190E 3.6S Lightweight que está de nuevo a la venta. Inicialmente anunciado en 2018, se trata de un 1/1 desarrollado para uso en circuito y que fue encargado en 2008 por uno de los trabajadores de la compañía, Sven Gramm.

Este flamante BRABUS 190E 3.6S Lightweight está a la venta

Este flamante BRABUS 190E 3.6S Lightweight está a la venta

Los clientes habituales de BRABUS no estaban interesados en una berlina deportiva sin asientos traseros ni aire acondicionado, por lo que el preparador nunca llegó a venderlo al público. Incluso el modelo original ‘Lightweight’ equipaba tanto aire acondicionado como los asientos traseros, pero como consecuencia su peso era mayor.

El BRABUS 190E 3.6S Lightweight es una perita en dulce

Bajo el capó, equipa un motor de 3.6 litros y 286 CV de potencia importado del Mercedes 190E de 2.6 litros con seis cilindros en línea. Además, añade unos amortiguadores Bilstein, muelles firmados por Eibach y unos asientos tipo bucket de carreras. En su exterior no falta un kit de carrocería con un aspecto más deportivo.

El especialista se atrevió incluso a equipar una jaula antivuelco en su interior, y es que esta 190E 3.6S era capaz de acelerar de 0 a 96 km/h en 6,3 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 254 kilómetros por hora. Según afirman desde Fast Classics, BRABUS tardó un total de 10 meses en construirlo utilizando únicamente los planos originales.

El BRABUS 190E 3.6S Lightweight está en perfecto estado de conservación

El BRABUS 190E 3.6S Lightweight está en perfecto estado de conservación

Sven Gramm lo mantuvo consigo durante ocho años, hasta que decidió venderlo a un comprador en Reino Unido en 2017. Desde entonces apenas ha sido conducido y se conserva en un estado impecable con solo 10.439 km en el odómetro. Si quieres tener esta joya en tu garaje, debes saber que cuesta 116.647 euros al cambio ¡Maldito dinero!

Galería de imágenes

Deja un comentario