Koenigsegg vuelve a darle un «zasca» a Bugatti

En Bugatti están felices de que el prototipo de Chiron haya superado el récord de Koenigsegg. Bueno, la verdad es que no sabemos si se alegran de eso o de que el coche sea espectacularmente rápido. A pesar de la proeza y de que la marca anunció que en otras altitudes y ubicaciones geográficas el modelo podría haber superado los 500 km/h, ya os comentamos que el récord de la marca tenía alguna «trampilla».

Ahora, desde Koenigsegg le han querido dar la enhorabuena a Bugatti pero se la han dado acompañada de una pequeña «colleja».

Sí, Koenigsegg ha felicitado a Bugatti por su desafío superando los 490 km/h con un prototipo de Chiron cercano a la producción, pero ha recordado a la marca del Grupo Volkswagen que  Koenigsegg todavía es el actual campeón de velocidad en el libro Guinness de los Records.

Un portavoz de Koenigsegg dijo a Top Gear UK que «Es un gran logro. Si la versión de producción homologada del mismo automóvil puede llegar a rodar a velocidades superiores a los 457.93 km/h o 447.2 km / h -como velocidad media en las dos direcciones, entonces se quedará con la corona que hoy en día tiene el Agera RS».

Hay que recordar que el récord de Koenigsegg se logró en 2017, utilizando el Agera RS de un cliente que fue conducido en una carretera pública cerrada en Nevada por el piloto de pruebas de la compañía Niklas Lilja. Para darle oficialidad se llamó al equipo del Guiness World Record y se completó el trazado en las dos direcciones para evitar las acusaciones sobre el viento a favor.

Aunque desde Bugatti han comentado que en Nevada el prototipo del Chiron o la versión de calle derivada podría superar los 500 km/h, desde Koenigsegg también han recordado que tienen al Koenigsegg Jesko en la recámara.

El corazón del Jesko lo ocupa un rediseñado motor V8 con doble turbo y 5.0 litros capaz de producir 1600 CV con biocombustible E85 así como 1000 Nm de par de 2700 a 6170 rpm -con un pico de 1500 Nm de par a 5100 rpm. Esta impresionante mecánica está asociada a una revolucionaria transmisión de 9 velocidades (LST) y va acompañada de una aerodinámica avanzada que ofrece más de 1000 kg de carga aerodinámica, una dirección activa, un chasis rediseñado de fibra de carbono con más espacio para las piernas, espacio para la cabeza y mayor visibilidad y como no, toda la tecnología que Koenigsegg suele incorporar en todos y cada uno de sus modelos.

Según el mismo portavoz de Koenigsegg, la marca llevará el Jesko a Nevada y hará la prueba que hizo en su día con el Agera RS, en las dos direcciones y con la certificación de un organismo de medición.



Deja un comentario