La Asociación Internacional del Transporte pide al Gobierno que actúe ante la subida imparable del gas natural

Ante el imparable incremento del precio del gas natural, que se ha disparado en el último mes hasta alcanzar una subida del 100 %, la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha hecho un llamamiento a la titular del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

Piden al Gobierno “que adopte medidas urgentes que eviten el cierre de las empresas de transporte que tienen flotas movidas por gas natural” que no pueden hacer frente a estos precios.

Además, Astic pide al ejecutivo que establezca para el gas natural -en su modalidad de gas comprimido (GNC) o licuado (GNL)- una cláusula de revisión del precio del transporte en función de la evolución que tenga este combustible fósil, al igual que sucede con el diésel.

Un sector preocupado por el precio al alza de la energía

Transporte Transporte

Hace menos de un mes que el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), del que forma parte Astic, desconvocó in extremis el cierre patronal del transporte de mercancías que coincidía con los días de Navidad.

Lo hizo porque, tras interminables reuniones, acordó con el Ministerio de Transportes la aplicación de una cláusula de revisión del precio del transporte en función de la evolución del precio del gasoil, que será incluida en el primer trimestre del año en un Decreto-ley.

En las reuniones con el ministerio de Transportes que se llevaron entonces Astic ya solicitó que se aplicase esa fórmula también al gas natural a corto plazo y a la electricidad (a medio-largo plazo). Ahora piden celeridad en sus acciones y más apoyo por parte del Gobierno.

Algo que también solicitan desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (FENADISMER).

Por su parte, aunque el Ministerio ya se comprometió a estudiar esta medida para el gas natural, también avisó a la patronal de que por el momento no podría aplicarse en la misma regulación en la que trabajan en la actualidad, ya que a diferencia de lo que sucede con el gasoil, en le caso del gas natural “no disponen de un indicador nacional aceptado para la evolución del precio de la energía”.

Las variaciones del precio internacional del gas natural repercuten en España con un margen temporal de seis meses. Esto es lo que ha provocado que 2022 comience con una subida del 100 % en el precio, a consecuencia de factores como una mayor demanda, o “las tensiones entre Rusia y Ucrania, y la Unión Europea y Bielorrusia”, según Astic.

La asociación prevé que “estas tarifas desorbitadas se mantendrán durante los próximos tres meses y seguramente hasta más de seis”.

En la actualidad, en España hay entre 12.000 y 15.000 camiones movidos por gas natural, que, para Astic, representan la vanguardia de la transición energética en el sector del transporte por carretera, donde la gran mayoría de vehículos sigue siendo diésel.

Teniendo en cuenta que el precio del gas natural está a más de dos euros por kilo, “el sobrecoste mensual de cada camión GNL en relación a su equivalente diésel ronda los 3.000 euros”, por lo que Astic baraja la alternativa de que “esta flota de camiones deje de funcionar y sus conductores sean incluidos en expediente de regulación de empleo temporales (ERTE)” si no cuentan con más ayudas.

Por su parte, la Unión de Operadores del Transporte Comodal (que pertenece a Astic), añade más leña al fuego y se queja de las nuevas tarifas anunciadas por Renfe Mercancías para sus trenes multicliente, que entran en vigor de forma inminente y han querido recordar al Ministerio liderado por Raquel Sánchez su compromiso para impulsar el tráfico de mercancías por ferrocarril.

En Motorpasión | Cómo funciona el pago por uso en autovías y cuánto nos va a costar viajar en coche

Deja un comentario