La contradicción de Toyota: creen que sólo el 25% de los conductores comprará la versión manual del Toyota Supra

Desde 2019, cuando llegó la quinta generación, el clamor se agudizó. Tres años después, Toyota ha demostrado que supo escuchar todas las peticiones en torno al Toyota Supra y anunció un cambio manual para el motor 3.0 Turbo de seis cilindros y 340 CV. Y esto a pesar de los cálculos de la marca japonesa: creen que sólo el 25% de las unidades tendrán tres pedales.

“Toyota se esfuerza por ofrecer a los clientes las opciones que mejor se adapten a sus necesidades” aseguraba Paul Hogard, portavoz de Toyota, a The Drive. Así las cosas, el Toyota Supra con motor 3.0 Turbo de 340 CV únicamente se venderá junto a la nueva transmisión manual de seis relaciones desarrollada específicamente por Toyota y Gazoo Racing. A partir de ahora, la única manera de conducir un Toyota Supra automático será poniéndose al volante de la versión que montará el motor 2.0 Turbo de 258 CV.

Toyota Gr Supra Cambio Manual Prueba 10Toyota Gr Supra Cambio Manual Prueba 10

Añadía, al mismo tiempo, que “la paridad de precios entre las versiones manual y automática es una excelente manera de darles la oportunidad de elegir cómo quieren vivir este vehículo”. Imaginamos que se refiere a las cifras de otros mercados, como el norteamericano.

No en vano, en España, el Toyota GR Supra manual arrancará en 71.500 euros mientras que la versión automática tenía un precio (desde) 68.550 euros: esto supone una diferencia de 2.950 euros. Una cifra que se incrementará, aun más, si la comparamos con la versión equipada con el motor 2.0 Turbo de 258 CV y cambio automático: 52.550 euros, es decir, 18.950 euros menos.

Toyota Gr Supra Cambio Manual 2022 11Toyota Gr Supra Cambio Manual 2022 11

Una de cada cuatro unidades

Las plegarias han sido escuchadas pese a las investigaciones de mercado de Toyota. Según desvelaba el portavoz de la marca japonesa esperan que “aproximadamente una cuarta parte de las ventas del Supra estén equipadas con la transmisión manual”. Esto significa que sólo una de cada cuatro unidades llegará a los concesionarios con tres pedales: no puntualiza si estos cálculos son globales o se han hecho centrados en algún mercado concreto.

Las esperanzas no son mucho mayores para el Toyota GR86: sólo el 35% de los compradores se decantaría por las versiones manuales. Y lo cierto es que estos porcentajes coinciden con una tendencia que empieza a verse en el mercado: son ya varias las marcas que han anunciado su intención de deshacerse de la palanca de cambios.

Mercedes anunció que eliminará gradualmente las cajas de cambios manuales a partir de 2023 y Volkswagen planea hacer lo propio en 2030. Sin embargo, en las líneas más prestacionales sigue existiendo cierta mezcolanza: Audi, por ejemplo, se decantó por las transmisiones manuales para sus modelos más potentes mientras BMW ha asegurado que, teniendo en cuenta que la mitad de los conductores pide un BMW M2 manual, mantendrán esta opción viva el mayor tiempo posible.

Deja un comentario