La DGT estrena nuevos límites de velocidad, con más radares, en plena campaña de control

La Dirección General de Tráfico ha revisado los límites de velocidad en las ciudades. Recordemos que estos nuevos límites suponen que en vías de plataforma única la velocidad quede limitada a 20 km/h, mientras que en vías de un carril por sentido quedará limitada a 30 km/h. Aunque venimos hablando desde hace tiempo de esta medida y, en la práctica, ya se está aplicando en la mayoría de los municipios españoles, por no decir todos, desde hace tiempo, su entrada en vigor no se produce hasta este martes 11 de mayor. La entrada en vigor de los nuevos límites de velocidad coincide con una campaña de control de la DGT que incrementará la presencia de radares hasta el domingo 16 de mayo.

La DGT estrena nuevos límites de velocidad

A partir de ahora tendremos que tener muy presentes tres números: 20, 30 y 50.

  • Se limita la velocidad máxima a 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera
  • Se limita la velocidad máxima a 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación
  • Se limita la velocidad máxima a 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación

Como os decíamos, la DGT lleva impulsando esta medida desde hace años, pero no se hizo oficial hasta el 11 de noviembre de 2020, con la publicación en el BOE del Real Decreto 970/2020, que modificaba el Reglamento General de Circulación.

Efecto Tunel Dgt VelocidadEfecto Tunel Dgt Velocidad

La DGT reforma el Reglamento General de Circulación

Así ha quedado redactado el Artículo 50 del Reglamento General de Circulación:

Artículo 50. Límites de velocidad en vías urbanas y travesías.
1. El límite genérico de velocidad en vías urbanas será de:
a) 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.
b) 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.
c) 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Como os decíamos, estos límites de velocidad llevan aplicándose en muchas ciudades españolas desde hace meses, incluso años. Otras ciudades han ido incorporándolos en las últimas semanas. La DGT concedía una moratoria de 6 meses para su aplicación definitiva, proporcionando ese margen a los consistorios para adaptar la señalización en las vías de su jurisprudencia. Esa moratoria vence mañana martes 11 de mayo, día en el que se aplicarán los nuevos límites de velocidad y los ayuntamientos ya deberían haber adaptado la señalización en sus calles.

La DGT incrementa la presencia de radares

La entrada en vigor de los nuevos límites de velocidad coincide con una nueva campaña de control de la DGT, que incrementará la presencia de radares en las carreteras españolas durante esta semana, hasta el 16 de mayo, para endurecer el control sobre los excesos de velocidad. Recordemos que estas campañas de control se llevan a cabo en colaboración entre diferentes administraciones y cuerpos de seguridad, desde la Guardia Civil de Tráfico y las policías autonómicas, hasta las policías locales.

No es ni mucho menos casual que la DGT haya escogido esta semana para hacer coincidir una nueva campaña de control de la velocidad con la entrada en vigor de los nuevos límites de velocidad. En la práctica, como os decíamos, estos límites vienen aplicándose ya desde hace meses, e incluso años, en muchas ciudades españolas. Pero Tráfico aprovechará estos días no solo para incrementar la vigilancia en carreteras y calles, con más radares, sino también para dar a conocer esta medida, la de los nuevos límites de velocidad en ciudad, y su razón de ser.

La DGT ha defendido estos límites de velocidad por diferentes razones, siendo la más importante la de reducir el riesgo de atropello a peatones y el riesgo de que el atropello se salde con heridas graves o incluso el fallecimiento del peatón. Otra de las razones esgrimidas ha sido la de homogeneizar las velocidades a las que circulan los diferentes vehículos, sobre todo desde que en los últimos años se popularizasen vehículos de movilidad personal como los patinetes eléctricos y hayan proliferado los servicios de paquetería y comida a domicilio que emplean a repartidores en bicicleta.

Deja un comentario