La F1 va más allá del racismo

La Fórmula 1 quiso aprovechar el año pasado su enorme altavoz de difusión para ayudar a la concienciación de reivindicaciones de enorme trascendencia. La campaña #WeRaceAsOne se focalizó así en cuestiones de tanto calado como la pandemia del coronavirus y, muy especialmente, la desigualdad racial.

Lewis Hamilton fue el más activo en este sentido y el apoyo al movimiento ‘Black Lives Matter’ se convirtió en una auténtica cruzada para el campeón. Sin embargo, la plataforma oficial de Medio Ambiente, Sociedad y Gobierno Corporativo de la F1 quiere ir un paso más allá en la nueva temporada ampliando los temas de su incumbencia. Así la campaña de #WeRaceAsOne incluirá junto a la diversidad e inclusión su compromiso con la sostenibilidad y las acciones comunitarias.

El arcoíris con las tonalidades de las escuderías que identificó al movimiento solidario ya no aparecerá en los grandes premios, mientras que el protagonismo de la lucha contra el racismo estará compartido con las otras causas elegidas por los promotores del campeonato. La concienciación social se mantiene como la base del proyecto, ampliando su influencia en las otras cuestiones catalogadas como esenciales para la F1.

Más que gestos y palabras

Stefano Domenicali, presidente y director ejecutivo de la Fórmula 1, explica la nueva estrategia: “La plataforma #WeRaceAsOne fue muy eficaz y estamos orgullosos de ella. Es importante el compromiso a través de palabras, pero son nuestros actos por los que se nos juzgarán. Hemos avanzado mucho en sostenibilidad y este año se pondrán en marcha acciones en los tres pilares elegidos”.

Se trata, por tanto, de avanzar con medidas concretas y efectivas más allá de los gestos simbólicos. En la batería de propuesta de la Fórmula 1 destacan el desarrollo de motores híbridos alimentados de forma sostenible; promocionar la incorporación al campeonato de grupos de baja representación; becas para estudiantes de ingeniería de orígenes diversos y desfavorecidos; promoción de la F1 en los colegios; apoyo a las Serie W (destinadas a mujeres) y a las jóvenes pilotos; impulsar nuevos métodos de transporte para todo el material de los equipos; e incluso, reducir la cantidad de botellas y cubiertos de plástico utilizados en los circuitos, así como el desperdicio de alimentos.

En cuanto a la actividad en los grandes premios, la idea de la F1 es incluir en cada circuito un momento concreto en el que se muestre el apoyo a los temas seleccionados, en un formato que se discutirá con los pilotos y equipos antes de lanzar la iniciativa. Parece, por tanto, que la escena de los pilotos arrodillados en la parrilla antes de las carreras puede haber pasado también a la historia, al menos con la regularidad que se produjo en 2020.

Deja un comentario