La ironía de Ducati

«Ha sido una temporada difícil y ganar el campeonato de constructores es un objetivo importante para Ducati, porque demuestra la validez de las innovaciones tecnológicas desarrolladas a lo largo de los años hoy presentes en la Desmosedici». Estas fueron las primeras palabras que Gigi Dall’Igna, director gerenal de Ducati Corse, formuló en la rueda de prensa posterior al GP de Portugal 2020 para conmemorar el hito de proclamarse, por segunda vez en la historia de la fábrica de Borgo Panigale, campeones del Mundial de constructores de MotoGP.

Un éxito, en gran parte debido a la sanción de 50 puntos a Yamaha por abrir sus motores sin el permiso de la MSMA (Asociación de Fabricantes), que no es suficiente para ocultar los graves problemas que ha padecido toda la temporada la Desmosedici GP20 para adaptarse al nuevo neumático trasero de Michelin, que este año ofrecía más agarre a mitad de curva gracias a una carcasa menos rígida.

Conscientes de que esta peliaguda coyuntura puede volver a reproducirse en 2021, ya que el motor y la aerodinámica de la montura transalpina están congelados hasta 2022 y existe la posibilidad de no poder hacer test privados por la COVID-19 que permitan estudiar a fondo el comportamiento de esta goma, la fábrica de Borgo Panigale ha solicitado ayuda al fabricante francés.

«Esta es nuestra situación. Con el neumático trasero de 2020, nuestro problema en la parte delantera se ha agravado. Estamos presionando a Michelin para que mejore la situación, no sólo para ayudar a Ducati, sino también a otros equipos que también tienen el mismo problema. Veremos qué sucede este invierno y si Michelin nos permite probar un neumático delantero diferente cuando vayamos a probar en Malasia y Qatar. Es una situación política. Esperamos, esperamos, esperamos un nuevo neumático delantero», señaló Davide Tardozzi, team manager de Ducati, en Portimao.

«El problema es la temperatura del neumático delantero. Con mi estilo es más difícil calentar la parte delantera. Esto es una ventaja en condiciones de calor, porque no sobrecaliento el neumático, pero cuando hace frío es peor», amplió a continuación ‘Pecco’ Bagnaia, que en el Mundial de MotoGP 2021 subirá al equipo oficial de la región Emilia-Romaña para reemplazar a Andrea Dovizioso.

Cabe recordar que Michelin lleva tiempo desarrollando un nuevo neumático delantero para mejorar la estabilidad y el agarre en las curvas que algunos pilotos de la máxima categoría del motociclismo probaron hace un año y cuyo estreno en el campeonato estaba previsto para 2021. Sin embargo, las limitaciones presupuestarias y logísticas causadas por la pandemia hicieron modificar los planes iniciales de la marca de Clermont-Ferrand, retrasando su llegada hasta 2022.

Una decisión que en Bolonia confían en que sea revertida, ya que los técnicos comandados por Dall’Igna creen que esta nueva rueda delantera restablecería el equilibrio de la Desmosedici y permitiría a sus pilotos luchar con mayores garantías por el título frente a Suzuki, Honda, KTM, Yamaha y Aprilia.

Deja un comentario